Carter: EEUU, "adormecido" en torno a la inequidad

El expresidente Jimmy Carter lamentó el martes que continúen las inequidades entre los estadounidenses negros y blancos, al participar en una celebración en Texas del 50mo aniversario de la Ley de Derechos Civiles, en la cual estarán cuatro de los cinco mandatarios estadounidenses aún con vida.

Carter dijo que "demasiadas personas están a gusto" con las tasas de desempleo entre las personas de raza negra que superan el promedio nacional, y con las escuelas de algunos lugares en las que, según describió, aún se practica la segregación racial.

Carter, de 89 años, fue el primer presidente en hablar en la Biblioteca Presidencial Lyndon B. Johnson en Austin, que lleva a cabo un congreso de tres días para conmemorar el aniversario de la histórica ley de 1964 que prohibió la discriminación generalizada contra las minorías raciales y étnicas, y contra las mujeres.

"Estamos bastante adormecidos ahora", dijo Carter. "Aceptamos la autocomplacencia sobre el maravilloso 50mo aniversario --que es maravilloso_, pero sentimos como que Lyndon Johnson lo hizo y nosotros ya no tenemos que hacer nada".

La tasa de desempleo para los negros era de 12% en febrero, en comparación con 5,8% para los blancos.

Carter, que creció en Georgia, recordó haber sido influido por la cultura de la gente de raza negra y haber pedido el fin de la discriminación racial tras ser elegido gobernador de ese estado en 1970. Pero cuatro décadas después, el exmandatario lamentó las inequidades de raza y de género que dice persisten.

El 39no presidente de Estados Unidos se refirió a las brechas salariales entre las mujeres y los hombres, y reiteró su respaldo al matrimonio entre homosexuales. Durante una entrevista en la que tocó diversos temas frente a un auditorio lleno, Carter también consideró que el hecho de que las normas que regulan las contribuciones a las campañas políticas sean más laxas es en parte la razón de que se esté viviendo una nueva era de estancamiento en el diálogo en Washington.

"Lo que ocurre es que el ambiente político está inundado de dinero desde que la Corte Suprema tomó esa decisión estúpida", afirmó Carter, en referencia al fallo Ciudadanos Unidos anunciado por el máximo tribunal en 2010.

"Mucho de ese dinero que fluye a las campañas es gastado en comerciales críticos... Así, para cuando las elecciones han terminado, se tiene un Texas polarizado o una Georgia polarizada, estados rojos (republicanos) y azules (demócratas). Luego, cuando la gente llega a Washington, no confían unos en otros".

El presidente Barack Obama dará el discurso principal el jueves. Bill Clinton hablará el miércoles y George W. Bush será el último orador del evento el jueves.

George H. W. Bush, de 89 años, es el único expresidente estadounidense aún vivo que no acudirá. Indicó en un comunicado que lamenta no haber podido acudir.

Con frecuencia, la presidencia de Johnson es vista bajo la sombra de la Guerra de Vietnam, pero la biblioteca cree que su legado merece igual atención por las victorias del texano en materia de respeto a los derechos humanos.

El congreso comenzó con una exhortación del gobernador de Mississippi, el republicano Haley Barbour, y del alcalde de San Antonio, Julián Castro --un demócrata en rápido ascenso y considerado como uno de los principales aspirantes a suceder a Obama_, al Congreso para que reforme las leyes de inmigración antes de que finalice el año.

"Lo más estúpido que podemos hacer económicamente es hacer que se vayan. No tenemos a nadie para reemplazarlos", dijo Barbour, refiriéndose a los aproximadamente 11 millones de inmigrantes que se encuentran en el país sin permiso para radicar. "Así, lo impráctico de enviarlos a su casa debería ser obvio para todos".

Su conversación fue interrumpida por una mujer en la multitud que gritó que ella era uno de los así llamados DREAMers --jóvenes que fueron traídos a Estados Unidos de manera ilegal cuando eran niños-- y exhortó a Castro a que le pida a Obama que detenga las deportaciones de familias.

Nadie sacó del recinto a la mujer, que comenzó a gritar de nuevo cuando el diálogo hubo concluido.

Castro, que pronunció el discurso principal en la Convención Nacional Demócrata de 2012, no le respondió a ella, pero posteriormente dijo que le preocupan las familias que son deportadas luego de cometer delitos menores como violaciones a las normas del tránsito.

"Mi esperanza es que este gobierno lo maneje de una forma distinta. Me incomoda la cifra de deportaciones", afirmó.

La biblioteca también tiene la exposición "Cornerstones of Civil Rights" (Piedras angulares de los derechos civiles) que presenta la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho al Voto de 1965, ambas en sus ejemplares originales firmados por Johnson, y una copia de la Proclamación de Emancipación de 1863 firmada por el presidente Abraham Lincoln, en la cual fueron declarados libres todos los esclavos de los estados confederados.

___

Paul J. Weber está en Twitter como: www.twitter.com/pauljweber