Mundial: Croacia busca dar la sorpresa

Croacia va al Mundial con un partido en mente: el juego inaugural ante el anfitrión Brasil.

Los croatas están confiados en que no decepcionarán en su partido del 12 de junio en Sao Paulo. Es más, creen que pueden dar una sonora sorpresa ante las estrellas brasileñas, amplias favoritas.

"Es muy especial", dijo el técnico de Croacia, Niko Kovac. "Brasil en el primer juego con todo el mundo observando, será algo para recordar. Trataremos de complicarles las cosas".

"Los partidos inaugurales del Mundial son siempre tensos y llenos de nerviosismo", consideró el capitán Darijo Srna. "Todo puede pasar. Las sorpresas no son imposibles".

En 1998 nadie creía que Croacia -- que aún se recuperaba de una sangrienta guerra civil en los Balcanes a inicios de esa década -- podría terminar en el tercer lugar en su primera aparición mundialista gracias a las figuras de Davor Suker, Robert Prosinecki y Zvonimir Boban

Luego de una turbulenta clasificación a Brasil, los croatas esperan retomar el paso de su "Generación Dorada".

Incluso si jugadores de la talla del delantero Suker y los mediocampistas Prosinecki y Boban son escasos, el talento en la selección de Croacia es vasto.

En esta ocasión, el país de cerca de 4,3 millones de habitantes se enfila a la Copa Mundial con una titubeante defensa, un fuerte medio campo liderado por el jugador del Real Madrid Luka Modric y un no menos talentoso volante del Sevilla Ivan Rakitic, además de un ataque comandado por el productivo delantero del Bayern Munich Mario Mandzukic y el capaz veterano Ivica Olic.

Luego de una mediocre etapa de clasificación, Kovac tomó las riendas del equipo para un triunfo en los dos partidos de repechaje ante Islandia para asegurar su boleto a Brasil.

"No iremos como turistas", sentenció Kovac. "Solo hay una oportunidad cada cuatro años de ir a un Mundial, así que queremos dejar una huella duradera".

El mayor desafío de Kovac previo al juego inaugural será llenar el hueco creado por la suspensión de un partido que pende sobre Mandzukic por su expulsión en el partido de vuelta ante Islandia. Mandzukic anotó 13 goles en 48 encuentros con Croacia, y puede regresar a la alineación titular en los otros duelos de la fase grupal ante México y Camerún.

Eduardo Da Silva, nacido en Brasil, se perfila como el posible reemplazo de Mandzukic.

Una potencial debilidad en el cuadro croata son sus porteros. Stipe Pletikosa, el posible titular, podría tener un día muy ocupado ante el ataque brasileño. El arquero de 34 años, que juega para el Rostov de Rusa, necesitará estar en su mejor nivel para frenar el potente ataque Verdeamarela en frente de su público.

Ensombreciendo las aspiraciones mundialistas de Croacia está la suspensión de 10 fechas al defensa central Josip Simunic por liderar a los aficionados en un cántico pro-Nazi tras el triunfo ante Islandia. El jugador de 36 años nacido en Australia se perdería toda la Copa del Mundo en caso de que la apelación pendiente en la Corte Internacional de Arbitraje del Deporte no falle a su favor.

FIFA también observará de cerca a la afición croata. Michel Platini, presidente de la UEFA describió a los fanáticos de Croacia como los de peor comportamiento durante la Euro 2012.