Pelé: Preocupación por aeropuertos en Brasil

Pelé dijo que está preocupado por la situación de los aeropuertos de Brasil, a menos de 10 semanas del inicio de la Copa del Mundo.

El retirado futbolista comentó que es preocupante la manera en que el país realiza las obras de remodelación y expansión de los aeropuertos que recibirán a cientos de miles de visitantes para el torneo en junio y julio.

Aunque Brasil ha tenido siete años para prepararse, Pelé recordó que las autoridades "todavía están construyendo" los aeropuertos, justo cuando los equipos y fanáticos empezarán a llegar al país.

Sus comentarios surgieron después que expertos en infraestructura dijeron a la AP que las mejoras en los aeropuertos del país no estarán listas para el Mundial.

Las cifras gubernamentales demuestran que las obras están terminadas en sólo dos de los 13 aeropuertos principales que serán utilizados durante el campeonato, aunque las autoridades insisten que todo lo necesario estará listo a tiempo para la Copa del Mundo.

"Es una preocupación. Llegué de un viaje hace unos días y había caos en el aeropuerto", dijo Pelé el lunes en una actividad para anunciar el lanzamiento de una colección de diamantes. "Faltan dos meses para el Mundial y todavía los están construyendo. Estoy preocupado por eso. Tenemos esta oportunidad para demostrar que Brasil es un gran país en crecimiento, pero las cosas no están listas".

Como embajador del gobierno para la Copa del Mundo, uno de los papales de Pelé es promocionar el torneo dentro y fuera del país.

Los expertos de la industria de la aviación dijeron esta semana a la AP que Brasil no tiene tiempo para cumplir con su promesa de expandir y remodelar todos sus aeropuertos. No esperan que haya caos total cuando empiece el Mundial el 12 de junio, pero los visitantes tendrán que armarse de paciencia y lidiar con obras sin terminar, largas filas y vuelos retrasados.

"Me preocupa la manera que manejan la entrada y salidas de turistas en los aeropuertos de Brasil", comentó la leyenda de 73 años, quien viaja constantemente como parte de sus negocios internacionales.

Pelé lamentó que "Brasil desafortunadamente perdió las oportunidades" para mejorar al país con los eventos deportivos que albergará, que incluyen la Copa Confederaciones el año pasado y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

"Es una lástima", expresó. "Ahora tenemos el Mundial y tenemos algunos problemas. El error más grande fue olvidar que el Mundial y los Juegos Olímpicos pueden abrir las puertas de Brasil al turismo, y no aprovechamos esta oportunidad".

El diario Folha de S. Paulo publicó el martes los resultados de una encuesta, que revelan que sólo el 48% de los brasileños favorecen el Mundial, una disminución del 65% en junio de 2013, y del 79% en 2008. La encuesta realizada este mes entre 2.500 personas tiene un margen de error de 2%.

Mejorar los aeropuertos fue una de las principales promesas del gobierno cuando obtuvo la sede del Mundial en 2007. El gobierno espera unos 600.000 visitantes extranjeros, y tres millones de turistas internos durante el campeonato.

Los antiguos aeropuertos de Brasil son un problema desde hace años.