Colombia: recompensa por nuevo ataque con ácido

La policía ofreció el lunes una recompensa de 38.200 dólares por datos que lleven a la captura de un hombre sospechoso de atacar a una mujer lanzándole ácido al cuerpo, el cuarto caso en menos de dos semanas y que tiene reunidas a las autoridades para revisar las políticas de castigo a los responsables y de ayuda a las víctimas.

"Es un problema gravísimo de delitos, de convivencia", dijo el lunes el ministro del Interior Aurelio Iragorri, quien convocó a una reunión con representantes de la policía, la Fiscalía y los Ministerios de Salud, Trabajo y Comercio Exterior. Lo que se busca es "atacar el delito y que no se sigan presentando estos lamentables hechos que vienen ocurriendo hace muchos años", señaló en declaraciones divulgadas por su despacho.

El director de la policía nacional, general Rodolfo Palomino, informó sobre la recompensa a quien aporte información que lleve a la captura del atacante de una mujer el 5 de abril en la en una barriada del sur de la capital colombiana. El hombre, identificado con el alias de Jairo, "podría ser la persona que causó estas lesiones" a Inés Carrillo, de 47 años, agregó.

Aún no se ha determinado el tipo de ácido que le lanzó el desconocido a Carrillo por la espalda el sábado, informó a The Associated Press el coronel Juan Carlos Vargas, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá. La mujer, con quemaduras de segundo grado, es atendida en el pabellón de quemados del Hospital Simón Bolívar, el principal centro público de atención en el país para quemados.

"No sé por qué le hicieron eso", dijo vía telefónica, José Cadena, un pintor de paredes de 46 años e hijastro de Carrillo. "Ella estaba subiendo las rejas metálicas del negocio, pasó un individuo y le mandó (lanzó) una sustancia en la espalda y le quemó la espalda, los glúteos, las piernas", añadió.

Iragorri informó que en la reunión entre las diferentes instituciones gubernamentales se analizará la posibilidad de reglamentar la comercialización de más de 2.000 productos de sustancias y agentes químicos. Destacó que ya desde el 2013 el Congreso aprobó un aumento de las penas de prisión para ese tipo de ataques y pasó de mínimo dos años de cárcel a seis años y se evita la libertad condicional o la casa por cárcel.

Carrillo fue al menos el cuarto caso desde que el 28 de marzo otro hombre lanzó ácido sulfúrico al rostro y pecho de Natalia Ponce de León, de 33 años, a las puertas de su residencia en el norte de Bogotá. El atacante, por quien también se ofreció una recompensa de 38.200 dólares, fue capturado en Bogotá el 4 de abril y se le imputarán cargos por tentativa de homicidio debido a la gravedad de las lesiones, un delito que podría ser castigado con 18 años de prisión, según ha indicado el vicefiscal general Jorge Perdomo.

Otros dos casos se registraron, uno el 4 de abril contra Sorleny Pulgarín de 23 años, y el más reciente ocurrido la víspera en una riña entre dos mujeres en el vecino departamento de Cundinamarca, cuando una mujer atacó a Luz Adriana Jurado, de 43 años, que tiene quemaduras de segundo grado en la cara, el cuello, el cuero cabelludo, tórax, abdomen y piernas de una mezcla de agua caliente y alguna sustancia química, según médicos.

De las cuatro mujeres, la única que se mantiene en cuidados intensivos es Ponce de León debido a lo profundo que penetró la sustancia en su piel del rostro, explicó en entrevista telefónica el doctor Gerardo Cano, subdirector científico del Hospital Simón Bolívar.

En lo que va de año el hospital ha recibido 8 pacientes por lesiones por sustancias químicas, entre ellos dos hombres e incluyendo los casos recientes de mujeres, dijo el médico al resaltar que es difícil entender las razones de tal tipo de ataques.

Además "la parte siquiátrica...es una de las cosas (que) genera mayor dificultad" al tratar al paciente por las cicatrices que deja, dijo.

Los ataques a mujeres e incluso hombres con sustancias como ácido muriático, sulfúrico y nítrico, entre otros, se registran en el país al menos desde hace 10 años, indicó en entrevista telefónica con AP Carlos Eduardo Valdés, director del Instituto Nacional de Medicina Legal.

"Hay muchos factores para estas lesiones. Generalmente hay problemas afectivos, especialmente de celos, también hay problemas de convivencia, problemas laborales, problemas económicos que llevan a otras personas a realizar este tipo de daños, pero no es exclusivamente de un solo tipo o estilo, ni un solo tópico de motivación", aseguró. Según los datos del Instituto, del total de casos, la mayor parte de ellos provocó lesiones en el rostro: 413.