Ragazzi vuelve a la música para celebrar 20 años

Ragazzi no estaba listo para decirle adiós definitivamente a los escenarios y ha vuelto con su álbum "20 años" para celebrar dos décadas de historia.

"Regresamos después de mucho tiempo para retomar lo que dejamos pendiente y... a la vez plantear una propuesta musical, nuevos sonidos y nuevas cosas", dijo Marco Bisogno en una entrevista reciente con The Associated Press. "De ahí la gente va a decidir que sigamos o no", agregó.

Ragazzi debutó en 1994 con un álbum homónimo que los posicionó en el radar de la escena pop. El grupo tuvo varios cambios de integrantes y sonidos a lo largo de su historia, que concluyó en 2001 con el álbum "TBC".

Su nuevo material reúne seis de los más grandes éxitos de la agrupación como "Veneno", "TBC" y "Baila" e incluye otros cuatro inéditos. El nuevo Ragazzi tiene integrantes de dos etapas del grupo: David Muri, de la primera y Deko Pintos, Gustavo vera y Marco Bisogno de la segunda.

El nuevo álbum, disponible en tiendas digitales y formato físico, marca también un hito para el grupo: el lanzamiento de un álbum de manera independiente. Ello, coincidieron, les ha dado un mayor control creativo del proyecto.

"Hay un poco más de libertad. No que en el pasado no la hayamos tenido, por eso el grupo se caracterizó: porque se salía un poquito de lo que la gente conocía como un grupo pop", señaló Muri. "Ahora existe esa libertad y un poco más. Al ser independientes podemos hacer lo que queremos sobre el escenario", agregó Muri quien también ha desarrollado su carrera como actor.

Seleccionar los temas de su repertorio no les causó mucho conflicto, lo complicado fue aventurarse con el trabajo de los nuevos.

"Tratar de encontrar las nuevas canciones, ver con quién íbamos a producir, cómo iba a sonar, porque el sonido tiene que ser actual. No puede sonar a lo mismo de hace 20 años", indicó Muri sobre la grabación del material.

También tuvieron recelo al defender los temas que los hicieron famosos como una propuesta entre el rock y el formato de una boyband.

"Hubieron muchas cosas de nostalgia. Nos topamos con esto, de decir, 'es que yo antes no canté (tal tema) y quiero cantar'... Se probaba a cada uno", explicó Bisogno. "No fue conflicto, fue un análisis", acotó Gustavo.

Aunque reconocen que la escena actual está llena de Directioners y Beliebers aseguran tener buena música para competir.

"La gente no se canta de cantarle al amor y precisamente en ese disco es lo que tratamos: tener un nuevo sonido, pero que sigamos manteniendo lo que cracterizaba a Ragazzi. Las buenas canciones con contenido", defendió Bisogno.