Palestinos piden más reconocimiento internacional

En una medida sorpresiva que podría descarrilar los esfuerzos estadounidenses por la paz, el presidente palestino Mahmud Abás reanudó el martes una campaña para obtener más reconocimiento internacional a un Estado palestino a pesar de haber prometido suspender esos esfuerzos durante los nueve meses de negociaciones con Israel.

Poco después del anuncio de Abás, el secretario de Estado norteamericano John Kerry canceló sus planes de volver a Oriente Medio el miércoles, pero también dijo que es "totalmente prematuro" dar por muertas las conversaciones palestino-israelíes por la paz que reinició a fines de julio.

"Continuamos, incluso ahora... en diálogo con ambas partes", afirmó Kerry en una conferencia de prensa en Bruselas, adonde viajó para una reunión de cancilleres de la OTAN. "Exhortamos a ambas partes a mostrar moderación mientras trabajamos con ellos".

No hubo comentarios israelíes de inmediato. Sin embargo, la decisión de Abás puso en tela de juicio que esté surgiendo un acuerdo que habría extendido las conversaciones palestino-israelíes más allá de un plazo que vence el 29 de abril, el cual incluye la liberación de Jonathan Pollard, un estadounidense declarado culpable de espiar a Estados Unidos para Israel en la década de 1980.

No quedó claro si el anuncio de Abás fue una táctica de negociación o un indicio de un cambio fundamental en su estrategia.

En una ceremonia organizada a toda prisa y televisada en vivo desde sus oficinas en Cisjordania, Abás firmó solicitudes para que los palestinos ingresen a 15 tratados y convenios internacionales.

Abás dijo sentirse impulsado a actuar porque Israel no cumplió una promesa de liberar prisioneros palestinos a fin de marzo.

Al mismo tiempo, el líder palestino dijo que no busca una confrontación con Estados Unidos y sigue decidido a "alcanzar una solución pacífica a través de las negociaciones" con Israel. Un alto asesor, Nabil Abu Rdeneh, exhortó posteriormente a la comunidad internacional a que presione a las autoridades israelíes para que liberen a los prisioneros, al tiempo que indicó que los palestinos podrían dar marcha atrás en la medida implementada por Abás si se cumple su exigencia con relación a los reos.

Aun así, la sorpresiva decisión del líder palestino deja ver una nueva crisis en los esfuerzos de Kerry por la paz, los cuales han encontrado muchos obstáculos.

El secretario de Estado impulsó en julio a los israelíes y a los palestinos de vuelta a la mesa de negociaciones tras una interrupción de cinco años en éstas, y logró que se comprometieran a sostener nueve meses de conversaciones hasta el 29 de abril. El objetivo era alcanzar un acuerdo marco en torno a los términos de un Estado palestino ubicado junto a Israel.

Como parte de la reanudación de conversaciones, Abás había prometido suspender nueve meses los esfuerzos para buscar más reconocimiento internacional a un Estado palestino.

___

Los periodistas de The Associated Press Josef Federman en Jerusalén y Matthew Lee en Bruselas contribuyeron a este despacho.