Colombia: prohíben fumigar ilícitos en parques

El Consejo de Estado anuló la norma que permitía que en los parques nacionales naturales se fumigara con glifosato los cultivos ilícitos, según se conoció oficialmente el lunes.

La sección primera del Consejo de Estado, máximo tribunal colombiano de lo contencioso administrativo, consideró que la aspersión sobre los parques biodiversos "conlleva a la pérdida de la cobertura vegetal natural (o el daño irreparable al medio ambiente) que entra en contacto con el químico" o herbicida denominado glifosato.

De esta manera el alto tribunal echó abajo un parágrafo del artículo primero de la Resolución 13 de 2003, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes que daba vía libre a las autoridades para fumigar cultivos como los de coca, base para la producción de la cocaína.

"La sala estimó además que la disposición no era proporcional, pues, aunque busca eliminar los cultivos ilícitos y así mantener el orden público, la forma de hacerlo no es la más indicada debido a que es nociva para los intereses generales y el medio ambiente, que tiene protección de índole constitucional", especificó la oficina de prensa del Consejo de Estado en un comunicado enviado a medios de comunicación.

Las autoridades encargadas del asperjo desestimaron en diálogo telefónico con The Associated Press cualquier afectación a la lucha contra los cultivos ilícitos tras la decisión del Consejo de Estado y negaron que a la fecha hubieran fumigado sobre parques naturales nacionales, así dentro de sus territorios se levantaran cultivos ilícitos.

"La policía nunca ha fumigado en parques naturales. El parque de La Sierra Nevada de Santa Marta (situado entre tres departamentos de la costa norte colombiana) es un ejemplo de que no se asperja así allá haya coca", explicó el general Ricardo Restrepo, director de la Policía Antinarcóticos.

La decisión del alto tribunal se conoce semanas después de que el ministro colombiano de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, al reunirse con el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, anunciara una reflexión bilateral sobre la posibilidad de redirigir parte de los recursos invertidos en la fumigación de cultivos ilícitos en combatir las causas "estructurales" de esta siembra.

Al cierre de 2012, el área sembrada con coca en Colombia sumó 48.000 hectáreas, en comparación a las 64.000 hectáreas reportadas en al año anterior, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito).