México acusa a un líder de autodefensas de crimen

Autoridades mexicanas detuvieron al líder de un grupo de autodefensas en el estado occidental de Michoacán por su presunta participación en el asesinato de un alcalde, en el segundo caso similar que ocurre en el último mes, se informó oficialmente.

Enrique Hernández Salcedo, identificado como líder de las autodefensas en la población de Yurécuaro, es señalado de planear la muerte hace unos días de Gustavo Garibay, alcalde de la municipalidad de Tanhuato, informó el lunes el comisionado federal de seguridad para Michoacán, Alfredo Castillo.

Los arrestos ocurren en medio de una ofensiva del gobierno federal que pretende frenar la expansión de los grupos de autodefensas, quienes tomaron las armas hace un año para expulsar al cártel de las drogas de Los Caballeros Templarios.

El funcionario federal señaló que Hernández fue arrestado bajo cargos de portación ilegal de armas y que en las próximas horas se le acusará formalmente de homicidio. Castillo agregó que Hernández Salcedo organizó el asesinato del alcalde el 22 de marzo porque el alcalde se oponía a la presencia de las autodefensas.

El comisionado informó que las autoridades habían detenido días atrás a 14 miembros de autodefensas de Yurécuaro que trabajaban para Hernández Salcedo. Cinco de ellos, incluyendo uno que luego fue descubierto muerto, presuntamente participaron en el asesinato de Garibay afuera de su casa. Algunos implicaron a su jefe.

Las autodefensas llegaron a ser populares en muchos pueblos, ya que fueron capaces de echar a los narcotraficantes quienes habían exigido el pago de extorsiones a habitantes, agricultores y negocios. Pero el arresto ocurre en momentos en que el gobierno ha dicho que algunos grupos de autodefensa han sido infiltrados por presuntos criminales.

El municipio de Tanhuato fue una locación estratégica ya que se encuentra cerca de la frontera entre Michoacán y el estado de Jalisco. Castillo dijo que los criminales solían matar a la gente en Michoacán y enterrar sus cuerpos en fosas clandestinas en Jalisco, pero no especificó si las autodefensas participaron en esos asesinatos.

El alcalde Garibay fue herido en un ataque similar en 2012; su secretario, asesinado en febrero. Era miembro del Partido Acción Nacional como el expresidente Felipe Calderón, oriundo de Michoacán que comenzó su ofensiva militar contra los cárteles de las drogas en el estado en 2006.

El gobierno había permitido que miles de autodefensas viajaran armados con rifles de asalto, hasta la detención en marzo del líder y fundador del movimiento Hipólito Mora, quien es ahora acusado de haber participado en el asesinato de dos miembros de autodefensas rivales.

Castillo dijo que las autoridades federales y estatales han detenido a más de 50 miembros de autodefensas tan sólo en la última semana. Algunos han reportado que las autodefensas se han aprovechado de su poder para saquear las propiedades abandonadas por los líderes de Los Caballeros Templarios.

Estanislao Beltrán, el portavoz de las autodefensas, dijo que conocía a Hernández Salcedo como uno de los líderes compañeros, pero dijo que el movimiento no encubriría los crímenes de nadie.

"El que tiene una culpa, tiene que pagarla", dijo Beltrán.