París elige alcaldesa socialista

Ella desea hacer de París un lugar más verde, hacer más divertida la experiencia de estar en fila para subir a la Torre Eiffel y mantener abierto el tren subterráneo de madrugada. Empero, uno de los aspectos más notables de la nueva alcaldesa capitalina Anne Hidalgo es su historia.

Hidalgo, nacida en España, pasó a ser el domingo la primera alcaldesa de París gracias a su larga experiencia en el ayuntamiento y a su esfuerzo por distanciarse del impopular presidente socialista Francois Hollande.

Trabajó durante más de una década a la sombra de su mentor, el saliente alcalde Bertrand Delanoe, dedicada a uno de los mayores proyectos de reconstrucción de París, rejuveneciendo los mercados al aire libre y ampliado el número de habitaciones hoteleras en una ciudad turística que las necesitaba desesperadamente.

Tras una campaña electoral sin mucho carisma para mantener su imagen de dedicada funcionaria pública, Hidalgo dejó de ser la segunda al mando.

"Durante largo tiempo, he realizado mi trabajo, sin un equipo de portavoces indicándome que debo ser más decidida para triunfar", dijo Hidalgo a The Associated Press en una reciente entrevista. "He participado en esta transformación al lado de Bertrand Delanoe, y quiero escribir una nueva página en la que París sea a la vez una ciudad poderosa y elegante".

Dado que los visitantes superan a los residentes en proporción mayor de 10 a 1 en una ciudad que vive -- y se beneficia -- de su capacidad para verse igual año tras año, Hidalgo es responsable de un distrito inusual. Su capacidad de maniobra quedará severamente limitada por menores presupuestos y la impopularidad de los socialistas, demostrada en la derrota electoral del domingo en el resto del país.

Las pérdidas fueron tan severas que el gobierno francés dimitió el lunes antes de una reorganización encaminada a aumentar su popularidad.

En una entrevista con la radioemisora Europe 1, Hidalgo dijo que Hollande le llamó el domingo por la noche para felicitarla por su victoria.

"Me dijo que era una buena noticia en un océano de malas noticias", contó.

Algunos de los planes que tiene para la ciudad:

-- Animar a los pequeños comerciantes en algunos de los 82 mercados de la ciudad, permitiéndoles ampliar las horas que permanecerán abiertos, establecer lazos con las escuelas locales para los almuerzos y repartir sus productos con mayor facilidad. Además planea hacer más fácil establecer puestos ambulantes callejeros para la venta de comidas, aunque prometió que no competirán con los restaurantes.

--Crear una zona de bienvenida subterránea en la Torre Eiffel.

-- Ampliar las horas del servicio del tren subterráneo en las noches y fines de semana.

--Mejorar el acceso a los aeropuertos, especialmente el Charles de Gaulle.

--Ampliar en 12.000 habitaciones la capacidad hotelera.

--Añadir espacios verdes en la Petite Ceinture, una vía ferroviaria del siglo XIX abandonada.

___

Sylvie Corbet y Angela Charlton contribuyeron en parís a este artículo

___

Lori Hinnant está en Twitter como: https://twitter.com/lhinnant