Yellen: Mercado laboral necesitará tasas bajas

La directora de la Reserva Federal Janet Yellen insistió el lunes que el alicaído mercado laboral estadounidense seguirá necesitando ayuda de las bajas tasas de interés "por algún tiempo".

Los comentarios de Yellen indicaron que incluso cuando la Fed cese la compra mensual de bonos federales en unos meses, no piensa elevar una tasa clave de interés a corto plazo. La compra de bonos tuvo como fin mantener bajos los intereses de los créditos a largo plazo.

Sus comentarios agradaron a los inversionistas, muchos de los cuales se pusieron nerviosos ante la posibilidad de que la Fed eleve la tasa de interés a corto plazo a mediados del 2015. Sus temores fueron avivados el mes pasado cuando Yellen sugirió que la Fed podría encarecer los intereses a corto plazo seis meses después de que cese la compra de bonos, lo que la mayor parte de los economistas cree que ocurrirá a fines de año.

Un aumento de las tasas a corto plazo encarecería el precio del dinero tomado a crédito y podría perjudicar al mercado bursátil.

Empero, Yellen aclaró el lunes que la Fed sigue creyendo que las tasas deberían seguir siendo bajas para estimular el crédito, el gasto y el crecimiento económico.

"Creo que este compromiso extraordinario sigue siendo necesario y lo será por algún tiempo, y creo que esa opinión es ampliamente compartida por mis colega de la Fed", dijo Yellen en su primer discurso importante desde que se hizo cargo de la dirección del banco central en febrero.

Las acciones, que subieron antes que Yellen hablara, cobraron incluso más bríos después. Los bajos intereses animan a algunos inversionistas a colocar dinero en la bolsa y ello encarece el precio de las acciones.

En una conferencia nacional en Chicago, Yellen dijo que el mercado laboral estadounidense no es robusto pese a las mejoras económicas ocurridas tras la recesión que concluyó hace casi cinco años. Agregó que los problemas que tiene mucha gente para encontrar empleo a tiempo completo demuestran que las tasas bajas son necesarias para fomentar el crédito y el gasto.

Yellen contó la historia de tres personas que perdieron sus empleos durante la recesión y batallaron para encontrar trabajo.

"Son un recordatorio de que hay gente de carne y hueso detrás de las estadísticas", insistió Yellen.

"Los últimos seis años han sido difíciles para muchos estadounidenses, pero las penurias sufridas por algunos han aniquilado vidas y familias", agregó. "Demasiadas personas conocen directamente lo demoledor que es perder un empleo en el que han triunfado y la imposibilidad de encontrar otro; agotar los ahorros e incluso perder la vivienda".