Kerry impulsa las pláticas de paz en Medio Oriente

El secretario de Estado norteamericano John Kerry regresó a Medio Oriente para dialogar con los líderes israelíes y palestinos en momentos en que las negociaciones de paz se acercan a un punto crítico.

El Departamento de Estado dijo que Kerry viajó el lunes de París a Tel Aviv para efectuar reuniones que podrían tener lugar en Jerusalén y Ramala. El funcionario habló el lunes con líderes de ambas partes, así como con la Casa Blanca, antes de decidirse a ir.

Los mediadores estadounidenses han mantenido conversaciones urgentes con israelíes y palestinos para salvar las negociaciones de paz y prolongarlas más allá del plazo de fines de abril. Ya que ambas partes no concuerdan más allá de las condiciones de una liberación de presos palestinos prometida por Israel, las gestiones podrían fracasar en las próximas semanas.

El liderazgo palestino organizó para el lunes por la tarde en Ramala una junta para hablar de los sucesos.

De momento no ha habido confirmación de la oficina del primer ministro israelí.

Kerry voló a Tel Aviv desde París, donde se entrevistó el domingo con el ministro ruso de Relaciones Exteriores para analizar la crisis de Ucrania.

Presionados por Kerry, los israelíes y palestinos aceptaron en julio realizar nueve meses de pláticas de paz y pusieron abril como plazo para un acuerdo final. Cuando eso se volvió poco realista, el funcionario estadounidense moderó sus objetivos y dijo que buscaría para ese mes un acuerdo preliminar "de trabajo", con el objetivo de seguir negociando lo que resta del año para afinar los detalles de un pacto final.

Pero incluso el más modesto de los objetivos se ha frustrado por el tema de la liberación de prisioneros. Cuando las pláticas comenzaron en el verano pasado, Israel prometió liberar a 104 palestinos en cuatro etapas, terminando a finales de marzo. Después de cumplir con las tres primeras liberaciones, Israel condicionó la liberación del último grupo a cambio de que los palestinos se comprometan a extender las negociaciones.

Autoridades israelíes dijeron que no están obligados a liberar al cuarto grupo porque ellos ven que los palestinos no han negociado de buena fe.