Australia no cesará búsqueda del avión malasio

Aunque ha sido lenta, difícil y frustrante hasta ahora, la búsqueda del avión perdido de Malaysia Airlines no está próxima a reducirse, dijo el lunes el primer ministro australiano, quien agregó que la operación se mantendrá indefinidamente.

Tres semanas de búsqueda del vuelo 370 no han dado indicios del Boeing 777 que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo cuando volaba de Kuala Lumpur a Beijing. Diez aviones y 11 barcos no han encontrado rastros de la aeronave en el Océano Índico, a unos 1.850 kilómetros (1.150 millas) al oeste de Australia, dijeron autoridades. La zona de búsqueda ahora es de 254.000 kilómetros cuadrados (98.000 millas cuadradas), a unas dos horas y media de Perth, Australia.

Varios objetos de color anaranjado detectados no eran más que artículos de pesca, informaron el lunes autoridades australianas, otra decepción en el proceso de semanas de búsqueda.

Los que están en ella no se desaniman. El primer ministro australiano Tony Abbott reconoció el lunes que la búsqueda era increíblemente compleja pero las autoridades están "muy, muy lejos" de declarar concluida la tarea.

"Este es un ejercicio extraordinariamente difícil... estamos buscando en una vasta zona del océano con información bastante limitada", dijo Abbott, quien agregó que los cerebros más brillantes del mundo y la mejor tecnología se han aplicado a la tarea.

"Si el misterio puede resolverse, lo haremos", dijo.

Añadió que la búsqueda se basa en conjeturas y cálculos "hasta que encontremos restos de un accidente y después podamos hacer el análisis para saber por qué cayó en el océano".

Ha habido numerosos cambios en la búsqueda del vuelo 370 durante las pasadas tres semanas a medida que los expertos han analizado una cantidad limitada de información de radar y satélites. Se peinaron los mares de Vietnam para luego trasladarse al oeste, hacia Malasia e Indonesia y luego de distintas zonas al oeste de Australia.

El primer ministro malasio Najib Razak planea viajar a Perth el miércoles para presenciar de primera mano las operación.

Jesse Platts, vocero de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia (AMSA por sus siglas en inglés) informó que los objetos recién encontrados ya fueron analizados y las autoridades han confirmado "que no tienen nada que ver con el avión perdido".

Es el mismo frustrante patrón que se ha presentado en la búsqueda del avión. Cuadrillas de rescate han reportado el avistamiento de objetos en áreas remotas del Océano Índico en varias ocasiones, para que más tarde funcionarios digan que no tienen relación alguna con la aeronave.

También el lunes, el exministro de Defensa de Australia, Angus Houston comenzó su labor como titular del recién creado Centro de Coordinación de Agencias, que supervisará las comunicaciones entre las agencias internacionales que participan en la operación. El centro con sede en Perth se enfocará en trasladar la responsabilidad de Malasia hacia Australia a medida que la búsqueda sigue.

Abbott dijo que no habría tiempo límite en la búsqueda. "le debemos a todos hacer lo que razonablemente podamos y podemos seguir buscando durante cierto tiempo. Como he dicho, la magnitud de nuestras operaciones se está incrementando, no decreciendo".

En tanto, varias decenas de familiares de los pasajeros chinos del avión perdido visitaron un templo budista en Kuala Lumpur para rezar por sus seres queridos. Ofrecieron incienso, inclinaron sus cabezas en silencio y se arrodillaron. "No están solos", les dijo uno. "Todo el amor del mundo, incluido el de Malasia, está con ustedes".

___

Wong informó desde Kuala Lumpur. Los periodistas de The Associated Press Eileen Ng en Kuala Lumpur; Kristen Gelineau en Sidney, y Rod McGuirk en Australia, contribuyeron a este despacho.