Filipinas presenta pruebas contra reclamos chinos

Filipinas presentó pruebas a un tribunal internacional contra las amplias reclamaciones chinas en el Mar de la China Meridional, pasando por alto las advertencias de Beijing de que el caso afectará las relaciones bilaterales.

El secretario de Relaciones Exteriores filipino, Albert del Rosario, dijo el domingo en una conferencia de prensa que los documentos enviados electrónicamente al tribunal de La Haya son casi 4.000 páginas de análisis y pruebas documentales.

El gobierno filipino llevó a un arbitraje internacional su disputa territorial con China en enero de 2013, después que barcos del gobierno chino tomaron el control de un banco frente a la zona noroeste de Filipinas. Funcionarios filipinos pidieron al tribunal que declare ilegal las reclamaciones de Beijing sobre aproximadamente 80% de las aguas estratégicas y la ocupación de ocho bancos y arrecifes en el Mar de la China Meridional.

Hong Lei, portavoz de la cancillería china, dijo la semana pasada que su país nunca aceptará ni participará en el arbitraje internacional, al tiempo que exhortó a Filipinas a "dejar de avanzar por el camino equivocado para evitar más daños a las relaciones bilaterales".

En Washington, Marie Harf, portavoz adjunta del Departamento de Estado norteamericano, respaldó la iniciativa filipina al decir que "todos los países deben respetar el derecho de cualquier otra parte, como la República de Filipinas, a ponerse a disposición de los mecanismos de solución de disputas que contempla la Ley de la Convención sobre el Derecho del Mar".

"Esperamos que este caso sirva para dar una mayor certidumbre jurídica y fuerza de cumplimiento a la ley internacional sobre el mar", dijo Harf en un comunicado. La portavoz reiteró la postura estadounidense de que las partes no deben tomar medidas unilaterales "desestabilizadoras, para aclarar sus reclamaciones marítimas y territoriales sobre la base de la ley internacional, y comprometerse con la gestión y solución de las disputas de manera pacífica".

Filipinas ha exhortado a otros reclamantes a que se sumen al caso, pero ninguno lo ha hecho hasta ahora. China, Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam tienen reclamaciones en el Mar Meridional de China.