Premier australiano promete seguir buscando avión

La intensa búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido hace varias semanas es "un ejercicio extraordinariamente difícil", pero se prolongará hasta donde sea posible, dijo el lunes el primer ministro de Australia.

Tony Abbott dijo a los reporteros en Perth, la base de las labores de búsqueda, que aunque no se han encontrado en el la zona sur del Océano Indico restos que puedan vincularse con el aparato, los rescatistas están "muy lejos" de reducir sus labores.

El Boeing 777 despareció el 8 de marzo mientras volaba de Kuala Lumpur a Beijing con 239 personas a bordo, y después que los expertos analizaron información de radar y satélite, alejaron gradualmente de Vietnam las labores de búsqueda para acercase a zonas al oeste de Malasia e Indonesia, y después a varias zonas al oeste de Australia.

"Es un ejercicio extraordinariamente difícil... estamos buscando en una zona muy grande de mar y con información muy limitada", dijo Abbott, agregando que en la tarea se han centrado los mejores cerebros del mundo y la tecnología más avanzada.

"Si este misterio se puede resolver, lo resolveremos", dijo.

El premier agregó que las labores de búsqueda, iniciadas hace más de tres semanas, funcionan sobre la base de estimados "hasta que ubiquemos algunos restos del avión y podamos hacer un análisis regresivo que nos pueda decir dónde cayó en el mar".

Los primeros aviones de las operaciones del lunes cubrirán una zona a unos 1.850 kilómetros (1.150 millas) al oeste de Australia. La Autoridad de Seguridad Marítima de Australia informó que 10 aviones y 10 barcos --con más de 100 efectivos en el aire y 1.000 marinos en el mar-- participarán en la búsqueda.

Los aviones y barcos recorren una zona de búsqueda definida sobre la base de información de satélite del Boeing 777, aunque después de varios días no se han podido encontrar restos vinculados con el avión, afirman funcionarios, quienes agregan que sólo se ha detectado "equipamiento de pesca y otros".

Abbott dijo que no ha puesto un límite de tiempo a la búsqueda. "Debemos a todos hacer todo lo razonablemente posible durante un tiempo... y como he dicho, es la intensidad de la búsqueda y la magnitud de las operaciones lo que aumenta".

Mientras tanto, en Kuala Lumpur, varias docenas de furiosos familiares de pasajeros chinos del Vuelo 370 visitaron el lunes un templo para orar por los suyos. Los chinos volaron a Malasia el domingo y escenificaron una protesta para exigir "pruebas, verdad y dignidad" a las autoridades malasias.

___

Wong reportó desde Kuala Lumpur. Los redactores de la AP Scott McDonald y Eileen Ng en Kuala Lumpur, Malasia; Kristen Gelineau en Sidney y Rod McGuirk en Canberra, Australia, contribuyeron a este despacho.