Conflicto con Rusia galvaniza identidad ucraniana

Es uno de los médicos favoritos de Rusia, autor de libros que los padres leen desde Moscú hasta Siberia, y vive en el oriente de Ucrania, donde el ruso es el idioma dominante y los lazos con Rusia son fuertes.

Pero cuando Rusia invadió Crimea, Evgueni Komarovski envió este duro mensaje al pueblo ruso: Los ucranianos tenemos nuestra propia nación.

"No nos impongan la paz", dijo Komarovski a sus seguidores en Rusia, donde muchos usan sus libros para criar a sus hijos, en un video que ha sido visto 1,2 millones de veces en YouTube.

El atractivo de una Ucrania independiente y unida que presenta Komarovski subraya la particular identidad nacional ucraniana y contradice la afirmación del presidente ruso Vladimir Putin de que Ucrania es parte de la familia rusa. De hecho, la invasión rusa --que Putin justifica diciendo que necesita proteger a la etnia rusa-- ha alentado una ola de patriotismo entre muchos ucranianos, sin importar qué idioma hablen.

Esos sentimientos de unidad tienen de fondo una sensación de fragilidad consecuencia del hecho de que durante siglos el país ha sido dominado por grandes imperios al este y al oeste. Y desde el folclore hasta las tradicionales ancestrales, Ucrania ha mostrado tener una identidad propia.

La conciencia nacional ucraniana está llena de amor a la tierra y de los esfuerzos por sobrevivir. El reto de simplemente mantener la integridad de la nación es igualmente relevante hoy día, después que Rusia se anexó la estratégica península de Crimea, lo que ha alentado temores de que el Kremlin planea invadir más territorios de mayoría rusa en el oriente del país.

Ucrania, con una superficie similar a la de Francia y 46 millones de habitantes, ha sido históricamente el premio mayor en el corazón de Europa. Es el lugar donde nació el estado eslavo, la Rus de Kiev, y cuna regional del cristianismo ortodoxo. A lo largo de los siglos, partes de Ucrania han pertenecido a Polonia, el Imperio Austrohúngaro, Rusia y la Unión Soviética.

Ucrania es también una tierra que recuerda muy bien grandes tragedias del siglo XX, conflictos tan traumáticos que un historiador ha llamado al país "La tierra de la sangre". La letanía de calamidades incluye la revolución bolchevique, la devastadora hambruna orquestada por el dictador soviético José Stalin, que mató a millones de ucranianos, las purgas soviéticas que arremetieron contra la élite intelectual, la invasión de Hitler y la masacre de más de un millón de judíos ucranianos en el Holocausto.

Ucrania se independizó en 1991 con la caída de la Unión Soviética, y desde entonces ha batallado por definir su relación con el mundo y su ideología, cambiando entre aspiraciones a ser un Estado occidental que pertenezca a la Unión Europea o una república postsoviética que se inclina hacia Rusia.

Las similitudes étnicas, culturales, lingüísticas y religiosas entre ucranianos y rusos --así como siglos de historia compartida-- han llevado a Putin a alegar que las dos naciones en realidad son una sola.

Pero para la mayoría de los ucranianos, así como expertos e historiadores, eso sencillamente no es cierto.

Komarovski, quien escribe populares libros sobre pediatría que combaten los estereotipos de la era soviética, como la necesidad de alimentar y abrigar en exceso a los recién nacidos, dijo que de hecho Putin ha hecho que algunos ucranianos despierten a la realidad de quiénes son realmente como personas.

"Nadie ha hecho tanto por la unidad del país como Vladimir Vladimirovich Putin", dijo Komarovski.

En la ciudad oriental de Donetsk, a la vendedora Tatiana Riabchenko, de 58 años, dijo que se siente profundamente herida por Rusia. "Muchos ucranianos han cambiado de actitud sobre Rusia", dijo Riabchenko. "Hay que observar las acciones, no las palabras de los rusos. Y esas acciones son terribles".

Las encuestas de opinión apoyan la idea de que la invasión rusa ha fortalecido la unidad y la identidad ucranianas.

Mijailo Mishchenko, del Centro Razumkov en Kiev, dijo que la anexión rusa de Crimea y la amenaza de una mayor incursión en territorio ucraniano han impulsado el patriotismo en todo el país.

Además, los ucranianos están unidos por un fuerte sentimiento de independencia que los hace recelosos de los gobernantes autoritarios, en especial los que están lejos.

"Es un espíritu rebelde y amante de la libertad que siempre recordará a sus líderes que están al mando sólo temporalmente y que, si queremos, los sacamos", dijo Volodimir Yermolenko, profesor de Filosofía en la Academia Kyiv Mohyla en la capital ucraniana.

___

Yuras Karmanau contribuyó desde Donetsk, Ucrania.

___

Producto interactivo:

http://hosted.ap.org/interactives/2014/ucrania-es/?SITE=%5bYOUR_SITE_ID%5d