Kusturica y Gran Silencio sacuden el Vive Latino

La tercera jornada del Festival Vive Latino se convirtió el sábado en una gran fiesta en honor a la multiculturalidad, donde tuvieron cabida por igual el punk balcánico de Emir Kusturica y su No Smoking Orchestra y el ska fusionado con sonidos urbanos de El Gran Silencio.

El realizador fílmico y músico serbio llegó al escenario del famoso festival musical para inundar el Foro Sol de la capital mexicana con su rock gitano festivo, excéntrico y contestatario que fue celebrado por unos 65.000 jóvenes que bailaron y corearon eufóricos cada una de las piezas que interpretó esta peculiar agrupación.

Kusturica, cuyos filmes "Underground" y "La vida es un milagro" son considerados de culto en el mundo de la cinematografía, es un verdadero conocedor de la cultura latinoamericana, pasión que lo llevó a documentar en 2008 la vida del legendario futbolista argentino Diego Armando Maradona en un trabajo titulado "Maradona by Kusturica".

Tras la actuación de la agrupación serbia, El Gran Silencio llegaría para protagonizar uno de los momentos más emotivos de la maratónica jornada musical que este año llegó a su 15ta edición.

La agrupación mexicana liderada por el vocalista Cano Hernández hizo un recorrido por su historia de 23 años con canciones como "Chúntaro Style", "Duerme soñando" y su versión a la canción de Los Ángeles Negros "Déjenme si estoy llorando".

El regreso a los escenarios de La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, así como las actuaciones de Calle 13, De la Tierra y Los Tigres Del Norte eran los actos más esperados del sábado.