GM aumenta retiro a 4,8 millones de autos

General Motors anunció dos nuevos retiros de autos el viernes por la noche con lo que el número de unidades entre autos, camionetas deportivas y de carga que ha sacado de circulación en el mes pasado se elevó a 4,8 millones.

La mayoría de los serie retiros obedece a un interruptor de encendido defectuoso que se ha vinculado a 13 accidentes en los que hubo víctimas fatales, lo que avergonzado a la compañía y ha acaparado la atención de su presidenta, quien apenas hace dos meses se hizo cargo de la empresa.

GM ha reconocido que desde 2001 sabía que los interruptores probablemente eran defectuosos, ha avergonzado al mayor fabricante automotriz de Estados Unidos. El retiro de circulación --que se encuentra bajo investigación por el Congreso y reguladores federales-- ha opacado la mejorada calidad de los recientes modelos de GM.

El viernes por la noche GM anunció que retiraría 490.000 unidades recientes de camionetas de carga y deportivas porque las líneas de aceite para enfriamiento de la transmisión no están bien aseguradas. La transmisión puede presentar fugas de líquido y caer sobre superficies calientes, lo que causaría incendios, dijo la empresa en un comunicado, en el que reconoció saber de tres incendios en los que no hubo heridos.

Los vehículos que serán retirados son las camionetas Silverado y GMC Sierra 1500 modelo 2014, así como las Suburban y Tahoe 2015, además de las Yukon y Yukon XL.

También el viernes por la noche GM anunció el retiro de 172.000 unidades del Chevy Cruze porque una pieza del eje delantero puede romperse y salirse cuando el auto está en movimiento.

El retiro afecta a los modelos de 2013 y 2014 equipados con motor turbocargado de cuatro cilindros y 1,4 litros.

La empresa dice que si la pieza se rompe las ruedas pierden fuerza y el auto podría detenerse. Los informes de garantía de GM reportan la ruptura de decenas de piezas y no se sabe de choques o lesiones causadas por esta falla.

Las agencias de venta remplazarán las piezas sin cargo para el propietario. El retiro permitirá que los vendedores puedan reanudar la venta del Cruze, que por orden de GM dejó de venderse el jueves por la noche.

En total, GM ha retirado 4,8 millones de vehículos desde el mes pasado, dos millones más de lo que vendió en Estados Unidos en 2013. Además, los retiros anunciados el viernes son:

2,6 millones de autos compactos porque sus interruptores de encendido pueden pasar a posición de apagado de improviso que causa que el auto se detenga e inhabilite los frenos y las bolsas de emergencia. Los modelos con este problema son los autos Chevrolet Cobalt, Chevrolet HHR, Pontiac G5, Pontiac Solstice, Saturn Ion y Saturn Sky de los años 2003 a 2011.

GM ha dicho que a ese problema ha sido relacionado con al menos 12 muertes en vehículos de modelos de 2003 a 2007. El viernes, General Motors dijo no estar enterada de ninguna muerte ligada al defecto en modelos de 2008 a 2011.

1,18 millones de camionetas deportivas porque las bolsas de aire laterales y centrales pueden no desplegarse si el automovilista ignora una señal en el tablero. Los vehículos incluidos en este retiro son Buick Enclave y GMC Acadia (2008-2013); Chevrolet Traverse (2009-2013); y Saturn Outlook (2008-2010).

303.000 camionetas Chevrolet Express y GMC Savana (2009-2014) porque el material del panel de instrumentos puede no proteger adecuadamente la cabeza de los pasajeros en caso de choque.

63.900 Cadillac XTS porque un enchufe en el ensamble de frenos puede salirse de su sitio, lo que incrementa al riesgo de fuego en el compartimiento del motor.

La nueva directora general de GM, Mary Barra, se ha disculpado públicamente por las muertes ligadas al defecto del interruptor y ordenó lo que prometió será una completa investigación interna al respecto.

La compañía informó que vendió 95.000 interruptores defectuosos a distribuidores autorizados y a mayoristas para su uso como partes de reemplazo. De esos, 90.000 fueron usados para reparar vehículos de los modelos de 2003 a 2007. Pero 5.000 de los interruptores fueron usados en autos modelos 2008 a 2011.

GM desconoce a cuáles vehículos les fueron instalados esos 5.000 interruptores, por lo que necesita retirar de circulación a todos. De los autos que están siendo incorporados al retiro, 824.000 fueron vendidos en Estados Unidos.