NHTSA no vio riesgo mayor en el sedán Cobalt

Durante años, la agencia del gobierno de Estados Unidos encargada de la seguridad de los automóviles envió cartas a preocupados propietarios del auto Chevrolet Cobalt y otros vehículos pequeños de General Motors, diciendo que no tenía suficiente información respecto a problemas de un paro inesperado de las unidades como para establecer una tendencia o abrir una investigación.

Los datos, sin embargo, muestran algo diferente.

Una revisión de The Associated Press a las quejas presentadas a la Administración Nacional para la Seguridad del Tránsito en las Carreteras (NHTSA por sus iniciales en inglés) muestra que en un período de nueve años, 164 conductores reportaron que sus autos Cobalt de Chevrolet modelos de 2005 a 2007 se detenían inesperadamente.

La cifra es superior a la de cualquier otro auto de la competencia de los mismos años, excepto el Toyota Corolla, el cual fue retirado de circulación y enviado a reparación en 2010 después de una investigación del gobierno.

El que los autos de detuvieran era una señal de la falla en el interruptor de encendido que ocasionó que GM llamara el mes pasado a reparación 1,6 millones de autos Cobalt y otros vehículos compactos, incluidos el Saturn Ion, Pontiac G5 y Chevrolet HHR.

General Motors ha vinculado el problema al menos a 12 muertes y decenas de choques. La compañía dice que el interruptor puede salirse de la posición de encendido, lo que ocasiona que el automóvil se detenga, desactivando la dirección asistida y las bolsas de aire.

GM admitió recientemente que sabía de la falla del interruptor al menos desde hace una década y el gobierno comenzó a recibir quejas sobre el Cobalt modelo 2005 apenas meses después de que salió a la venta. Subcomités de la Cámara de Representantes y del Senado llamaron a los actuales directores de la empresa automovilística y de la NHTSA a testificar el 1 y 2 de abril sobre la razón por la cual se tomaron tanto tiempo para avisar a los propietarios que existía una falla potencialmente fatal en sus autos.

Aunque la suma de quejas representa únicamente 0,02% de los casi 625.000 autos Cobalt vendidos en Estados Unidos de 2005 a 2007, expertos con conocimiento de la NHTSA dicen que eran suficientes para garantizar una investigación y llamado a reparación. El Cobalt tuvo aproximadamente la misma tasa de quejas que Corolla; y la agencia sabía de al menos dos accidentes fatales en un auto Cobalt que involucró una detención súbita del motor cuando rechazó inicialmente investigar los autos en 2007.

Discernir tendencias en las decenas de miles de quejas que recibe la NHTSA cada año es una tarea difícil y este caso pudo haber sido más complicado que la mayoría. El Cobalt tenía una lista interminable de problemas, incluidos fugas de combustible y un defecto de la dirección asistida que la agencia ciertamente investigó. GM quizá no reveló toda la información que tenía sobre los interruptores; y el llamado a taller de reparaciones en 2010 de millones de autos Toyota por una falla de aceleración no intencional ocupó mucha de la atención del gobierno.

Sin embargo, varios expertos dicen que la NHTSA debió haber presionado antes para la reparación del interruptor.

"Ellos no estaban conectando los puntos; esa es la explicación magnánima", dijo Clarence Ditlow, director ejecutivo del Centro para la Seguridad Automotriz, con sede en Washington, quien ha estudiado durante décadas a la agencia de gobierno encargada de esa materia. "La (explicación) no tan magnánima es que sí se percataron del problema pero simplemente no hicieron nada", agregó.

Anthony Foxx, secretario de Transporte de Estados Unidos, cuyo departamento supervisa la seguridad en los autos, pidió una investigación interna al asunto GM.

La agencia de seguridad dijo en un comunicado proporcionado a The Associated Press que durante los últimos siete años, sus investigaciones han emitido 929 llamados a reparación totalizando más de 55 millones de vehículos. "Cada investigación de un potencial llamado a reparación es única y depende de datos recopilados en cada caso", agregó el documento.

___

Dee-Ann Durbin está en Twitter como: http://twitter.com/deedurb

Tom Krisher está en Twitter como: http://twitter.com/tkrisher