Denuncian que Siria no permite ayuda humanitaria

La organización Human Rights Watch denunció el viernes que el gobierno sirio está obstruyendo el envío de ayuda humanitaria a zonas afectadas por la guerra, al negarle a éste grupo y otras agencias permiso para usar cruces fronterizos en manos de los rebeldes.

La agrupación de derechos humanos dijo que Siria está permitiendo a los grupos humanitarios usar solamente el cruce fronterizo con Turquía que sigue en manos de las fuerzas oficialistas, cerca de Qamishli. Ese cruce fue abierto para suministros humanitarios hace pocos días.

Las agencias de la ONU usualmente no cruzan las fronteras de un país sin la autorización de ese país, aun cuando el gobierno local no tenga el control de la zona. En tres años de conflicto, los rebeldes se han apoderado de varios cruces fronterizos.

"Es inaceptable que Siria exija que la gente que vive a poca distancia de la frontera con Turquía no pueda recibir asistencia por la vía más fácil y cercana", declaró en un comunicado Nadim Houry, subdirector de la región del Medio Oriente y Norte de África para Human Rights Watch.

Human Rights Watch denunció que las agencias de ayuda están obligadas a usar cruces que están en las fronteras con Turquía y Jordania y que están en manos de los rebeldes, a fin de poder llegar a unos 3 millones de sirios que están urgidos de ayuda humanitaria, según cifras de la ONU.

Hasta ahora, las agrupaciones humanitarias han recibido autorización para realizar tres viajes a zonas en poder de los rebeldes desde Qamishli, un proceso que implica cruzar decenas de puestos de control, tanto de militares como de los rebeldes y usar rutas que son diez veces más largas, dijo la agrupación. Houry calificó la situación como imposible.

Las agrupaciones tendrían que realizar viajes de sólo 12 o 18 millas para llegar a países donde hay sirios desesperados por asistencia, si reciben autorización del gobierno, dijo Houry. Dijo que la negativa del gobierno es evidencia de la política de "castigar a los civiles que viven en zonas en poder de los rebeldes".

___

El periodista de The Associated Press John Heilprin en Ginebra contribuyó a este despacho