Colombia: 12 días sin homicidio en violento puerto

El puerto colombiano de Buenaventura, azotado desde hace años por una guerra entre bandas narcoparamilitares por el control de la droga, no ha registrado un solo homicidio en los últimos 12 días, aseveraron el jueves autoridades.

"Nosotros tenemos en este momento... 12 días consecutivos sin homicidios", explicó en entrevista telefónica con The Associated Press el general Omar Rubiano, comandante de la Regional N 4 de la policía.

Un reportero gráfico de la AP que en la jornada estuvo en Buenaventura dijo haber notado mucho temor entre los bonaverenses, quienes, por ejemplo, se resisten a que les tomen fotografías. Cuando llega el ejército a los barrios más deprimidos, enfatizó, la situación se pone más tensa.

Rubiano recordó que Buenaventura, en el departamento de Valle del Cauca y a 350 kilómetros al suroeste de Bogotá, sufre los embates de la guerra entre las bandas "la Empresa" y "los Urabeños", por cuyos cabecillas, conocidos con los alias de "Orejas" y "Garrotico", las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 150 millones de pesos (unos 76.000 dólares).

Tras un recrudecimiento de la violencia, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos ordenó el 14 de febrero la militarización de Buenaventura, una ciudad con unos 500.000 habitantes y una tasa de desempleo superior al 60%.

El 21 de marzo, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, informó que a Buenaventura había llegado un refuerzo de 700 uniformados para que se unieran a los 1.700 efectivos que de tiempo atrás estaban acantonados en el puerto.

En Buenaventura se registraron 187 homicidios en 2013, comparados con 150 en 2012 y 135 en 2011.

En lo que va de este año, se han registrado por lo menos 57 homicidios, de acuerdo con la policía.

Sobre las "casas de pique", o casuchas de madera en las que según Human Rights Watch son desmembrados seres humanos, Rubiano precisó que "no hemos encontrado prueba" que acredite que allí fueron desmembradas personas.

Las autoridades judiciales y de policía, precisó, han hecho análisis científicos a cuatro casas y solo en una de ellas se hallaron rastros de sangre.

"Pero... quiero hacer una aclaración: no es un charco de sangre, ni paredes, ni como si eso hubiera sido un matadero; se encontraron rastros de sangre (y) se tomaron las muestras", agregó el jefe policial.