Inter apenas logra empatar sin goles con Udinese

El Inter logró sólo un empate sin goles el jueves con el Udinese en su estadio de San Siro de Milán, que abandonó en medio de las pifias de sus hinchas en el último partido de la 30ma fecha de la Serie A de Italia.

Un resultado insatisfactorio para los neroazzurri, mientras que el Udinese se conformó con el empate desde el segundo tiempo, aunque fue peligroso con los contragolpes.

Tras un mal primer tiempo en que su adversario fue superior, en el segundo el Inter arrinconó en su área al Udinese y creó numerosas ocasiones de gol que no concretó en gran parte por la gran actuación del arquero de 18 años Simone Scuffet.

Los atacantes del Inter fueron imprecisos en sus remates, y en el encuentro anterior había sido aún peor al atacar con perseverancia para al final perder al último segundo 2-1 con el Atalanta.

Con 48 puntos, el Inter está en el quinto lugar, lo que le permitiría obtener el último boleto para la Europa Liga.

A ocho fechas del término del campeonato, Juventus es el líder con 81 puntos; le sigue la Roma con 67 aunque debe recuperar un partido con el Parma el próximo miércoles; Napoli con 61; y Fiorentina con 51. Udinese tiene 35 unidades en la parte baja de la tabla de posiciones.

Los primeros dos equipos acceden directamente a la Liga de Campeones, el tercero pasa por los preliminares y el cuarto y quinto disputan la Liga Europa.

En cambio, en los últimos tres, que descienden a la Serie B, se encuentran Catania con 20 puntos, Sassuolo con 21 y Livorno con 24.

La primera ocasión de peligro la creó la visita con un centro pegado al arco de parte del suizo Silvan Widmer que cortó el portero eslovaco del Inter Samir Handanovic.

El Inter respondió dos minutos después con un centro del brasileño Jonathan, que rechazó con los puños el arquero del Udinese.

Sin embargo, la ocasión más clara de gol fue del Udinese al final del primer tiempo, a los 40 minutos, con un remate del portugués Bruno Fernandes, que tapó Handanovic.

A los 57, un disparo violento de gran distancia del brasileño Hernanes del Inter salió por poco fuera de los tres palos. De nuevo a los 65, Hernanes tiró y el golero del Udinese paró con una gran atajada.

Cuando faltaban tres minutos para el término del encuentro, Scuffet salvó otra vez su valla ante un tiro del argentino Esteban Cambiasso.