Citigroup y tecnológicas arrastran a Wall Street

Fue un mal día para invertir en Citigroup o en el sector tecnológico.

Los precios de las acciones cerraron en baja el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York debido al descenso en el valor de las acciones tecnológicas. El indicador compuesto Nasdaq cerró en su menor nivel en seis semanas.

El índice Standard & Poor's 500 cayó 3,52 puntos (0,2 para ubicarse en 1.849,04, mientras que el Nasdaq retrocedió 22,35 unidades (0,5%), a 4.151,23.

El promedio industrial Dow Jones perdió 4,76 puntos, menos de 0,1%, para quedar en 16.264,23. El Dow se benefició de las ganancias de Exxon Mobil, cuyas acciones ganaron 1,6% a 96,24 dólares, debido que el precio del crudo se incrementó 1% a 101 dólares por barril.

Una vez más, las acciones tecnológicas que registraron fuertes ganancias en 2013 fueron de las más golpeadas. Tesla Motors cayó casi 3%, Netflix perdió 2,2% y Google bajó 1,6%.

El mes ha sido complicado para el sector. Netflix ha bajado 18% este mes, y Twitter y Tesla han descendido 16 y 15% respectivamente.

Los inversionistas dicen que es tranquilizador ver que se desinfla algo de estas acciones tecnológicas especulativas. Netflix se cotiza a 90 veces sus ganancias previstas para 2014. En comparación, el promedio para compañías que cotizan en el S&P 500 es 17 veces.

Tesla se cotiza a 119 veces sus ganancias previstas, mientras que Twitter, que no ha registrado utilidades aún, se cotiza a más de 3.000 veces las ganancias calculadas para este año.

La mayoría de los inversionistas creen que aunque Netflix, Tesla y Facebook tienen futuros brillantes, las acciones podrían haberse sobrevaluado en los últimos meses.

"La verdadera historia sobre lo que ocurre en el mercado es esta corrección en la valuación y la venta de acciones de alto riesgo", dijo Steve Massoca, gerente de fondos para Wedbush Hedged Dividend Fund. "Las áreas más especulativas han experimentado una apresurada salida de capital".

Las acciones bancarias también estuvieron en la mira. Citigroup perdió 5% después que la Reserva Federal rechazó el plan del banco para elevar su dividendo y recomprar más acciones. Fue el único de cinco bancos al que la Fed rechazó su plan.

En tanto, los inversionistas habían estado comprando acciones de los grandes bancos estadounidenses durante las últimas semanas con la esperanza de que, cinco años después de la crisis financiera, la Fed les permitiría devolver más dinero a los accionistas. Los grandes bancos del país habían propuesto 22.790 millones de dólares en dividendos este año, un incremento de 23% respecto al año pasado, de acuerdo con datos suministrados por Thomson Reuters.

Tal como lo han hecho en las últimas semanas, los inversionistas hicieron caso omiso a los recientes informes positivos sobre la economía de Estados Unidos.

El gobierno calculó que la economía estadounidense se expandió a una tasa de 2,6% entre octubre y diciembre, ligeramente mejor que lo previsto. El gasto del consumidor subió a su mayor ritmo de los últimos tres años. El gobierno también dijo que el número de personas que solicitaron subsidio por desempleo bajó en 10.000 a 311.000, el más bajo desde finales de noviembre. Ambos informes fueron mejores de lo que esperaban los economistas.

Pero los datos económicos han tenido menos impacto en los mercados bursátiles recientemente debido a que muchos inversionistas asumen que el inusualmente duro invierno de este año ha sesgado los datos.