ONU: Guatemala debe mejorar en derechos humanos

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala pidió al Estado guatemalteco en su informe anual que cumpla con las recomendaciones que hace para lograr mejoras al sistema de justicia, seguridad y de derechos humanos en el país.

La oficina de la ONU reconoció que en Guatemala hubo un caso que mostró pasos sin precedentes en el combate a la impunidad tras una efectiva coordinación interinstitucional.

"A pesar de que la Corte de Constitucionalidad revirtiera en mayo la sentencia en contra de Efraín Ríos Montt, Guatemala hizo historia al convertirse en el primer país del mundo en condenar a un ex jefe de Estado por genocidio, en línea con los estándares internacionales", dijo la oficina de la ONU en su informe.

Ríos Montt fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por el asesinato de 1.771 indígenas a manos de soldados que estaban bajo su mando entre 1982 y 1983, pero 10 días después, su condena fue anulada por la Corte de Constitucionalidad.

La oficina de la Alta Comisionada dijo que son necesarias mejoras en el tema judicial, policial, de investigación y forense.

Asimismo recomendó al Congreso guatemalteco que ratifique la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas como garantía de no repetición. El cuerpo legislativo tiene pendiente de discutir y aprobar desde hace varios años una ley sobre la búsqueda de desaparecidos tras el conflicto armado interno.

La Alta Comisionada también recomendó al Estado garantizar que las defensoras y defensores de derechos humanos puedan ejercer sus labores libremente y sin riesgo, y revisar el marco legislativo e institucional relativo a los proyectos de explotación de los recursos naturales, "en consulta con los pueblos indígenas, con miras a reforzar las garantías sociales y medioambientales".

La Oficina de la ONU también pidió al sector empresarial alinear sus políticas a los principios rectores de Naciones Unidas sobre las empresas y los Derechos Humanos "con miras a prevenir, mitigar y reparar los posibles impactos negativos de sus operaciones".