Presentan terna para alcaldía de Bogotá

El movimiento del destituido alcalde de Bogotá Gustavo Petro presentó el miércoles una terna de candidatos para que ocupen interinamente el cargo hasta tanto se realicen las elecciones, luego de que el burgomaestre fuera destituido la semana pasada acusado de cometer irregularidades en la contratación de un nuevo modelo en el sistema de recolección de basuras.

Los candidatos propuestos por el movimiento Progresistas, por el que Petro fue elegido a la más importante alcaldía del país en comicios celebrados en octubre de 2011, son el exministro y exgobernador Antonio Navarro; el ex secretario de gobierno de la alcaldía capitalina, Guillermo Alfonso Jaramillo; y la exsecretaria encargada de los planes de vivienda de Bogotá, María Mercedes Maldonado.

La escogencia fue hecha con base al "compromiso (de los tres) con el programa de Bogotá Humana", o el plan de gobierno de Petro, dijo Consuelo Ahumada, del movimiento Progresistas.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos deberá escoger uno de ellos mientras se convocan a nuevas elecciones, lo que se calcula ocurrirá a mediados del año.

Petro, de 53 años, ex senador y ex miembro de la ya pacificada guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), asumió el cargo el 1 de enero del 2012.

El ahora exalcalde fue despojado de su investidura el pasado 19 de marzo cuando Santos ejecutó la destitución ordenada por el Procuraduría General, que lo sancionó por violar normas de libre competencia cuando cambió el sistema de recolección de basuras de la ciudad.

Santos, quien busca relegirse en los comicios presidenciales el 25 de mayo, anunció la víspera una serie de medidas para la ciudad, que es el principal distrito electoral del país con más de cinco millones de electores. Entre esas medidas están desde un refuerzo de 300 policías hasta destinar un unos 550 millones de dólares para obras de infraestructura como ampliaciones en las vías del sistema masivo de transporte público conocido como Transmilenio.

La destitución puso punto final a una larga lucha legal emprendida Petro y sus simpatizantes, quienes acudieron a un sinfín de recursos legales para que el político se quedara en el cargo. En la mayoría de los casos, argumentaban que el procurador general, Alejando Ordóñez, tomó una decisión política e ideológica porque es ultraconservador y el exalcalde, de izquierda.

Santos designó al actual ministro del Trabajo, Rafael Pardo, como alcalde interino, como lo prevén las leyes colombianas.

La capital colombiana, donde viven ocho millones de personas, enfrenta varios problemas desde crónicos atascos y nudos de tránsito, hasta un repunte en la criminalidad con robos y atracos, entre otros.

------------------

Siga a Vivian Sequera en Twitter: https://twitter.com/VivianSequera