Egipto: El Sisi renuncia al mando, será candidato

El comandante de las fuerzas armadas egipcias Abdul Fatá El Sisi, quien derrocó a mediados del año pasado al presidente islámico electo, anunció el miércoles que dejará el mando militar para ser candidato a presidente.

En un discurso televisado a la nación, en el que apareció ataviado con uniforme militar de combate, El Sisi dijo que renunciaba "para defender a la nación" y presentarse a las elecciones previstas para el mes próximo. Dijo que estaba "respondiendo a un llamado del pueblo".

La ley egipcia solo permite candidatos civiles, así que su renuncia al ejército, así como a sus cargos como jefe militar y ministro de Defensa, era un paso necesario.

El-Sisi, quien tiene grado de mariscal de campo, es considerado el casi seguro ganador después de meses de fervor nacionalista desde el derrocamiento de Mohamed Morsi, quien se convirtió en 2012 en el primer presidente civil elegido libremente en Egipto. El derrocamiento en julio ocurrió después de meses de protestas masivas exigiendo la renuncia de Morsi, luego de apenas un año en el cargo, entre un resentimiento público de que su Hermandad Musulmana estuviera monopolizando el poder.

Desde entonces, el gobierno interino respaldado por las fuerzas armadas ha realizado una feroz persecución sobre la Hermandad Musulmana de Morsi, arrestando a miles de miembros y matando cientos de manifestantes en enfrentamientos. Al mismo tiempo, rebeldes han realizado una campaña de ataques a policías y militares, y El Sisi ha declarado una guerra al terrorismo.

En su discurso de la noche del miércoles, El Sisi dio un mensaje al estilo de campaña prometiendo que tiene la intención de construir "un Egipto moderno y democrático". Habló sobre los retos que encara la nación, entre ellos los millones de desempleados y una "economía débil".

En un aparente gesto de buena voluntad a pesar de las medidas de fuerza, prometió "no exclusión. ... extiendo mi mano a todos en casa y en el extranjero, a todos aquellos que no han sido condenados".

Sin embargo, en los hechos no ha habido señales de ninguna medida hacia la reconciliación con los partidarios de Morsi y la Hermandad, otrora la fuerza política más sólida del país. Autoridades anunciaron el miércoles el más reciente de una serie de juicios en masa a presuntos islamistas, incluido el líder máximo de la Hermandad, Mohamed Badie, por homicidio y otros cargos relacionados con la violencia de los últimos meses.

Los partidarios de Morsi han continuado protestas casi diarias contra El Sisi y el gobierno interino. El miércoles, estudiantes en varias universidades, en su mayoría islamistas, realizaron manifestaciones que se tonaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Un estudiante de 18 años murió en medio de la violencia en la Universidad de El Cairo, dijo el Ministerio de salud.