OMC: China viola reglas comerciales

La Organización Mundial de Comercio determinó el miércoles que China violó las reglas del comercio internacional con sus restricciones a la exportación de 17 "tierras raras" además de otros dos minerales que tienen usos importantes en la industria y la alta tecnología.

En respuesta a quejas interpuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, el panel de ajuste de disputas de la OMC halló que las restricciones chinas violaron sus obligaciones con el organismo mundial debido a que el país no las justificó debidamente.

"La decisión china de promover su propia industria y discriminar contra las compañías estadounidenses ha hecho que los fabricantes estadounidenses pagaran tres veces más de lo que pagan sus competidores chinos exactamente por las mismas tierras raras", dijo el representante comercial de Estados Unidos Michael Froman.

El caso se aplica a 17 minerales de las llamadas tierras raras que, pese a su nombre, son por lo general relativamente abundantes, y se usan comúnmente para la fabricación de automóviles híbridos, armas, pantallas planas de televisión, teléfonos móviles, luces de vapor a mercurio y lentes de cámaras.

China produce más del 90 % de las tierras raras, aunque solo tiene un 30 % de los depósitos de tierras raras en la corteza terrestre. En el 2009, alarmó a las compañías extranjeras al limitar la exportación de las tierras raras en un intento por impulsar su base de manufactura nacional. Las autoridades chinas también manifestaron la esperanza de que las compañías extranjeras que usan tierras raras canalicen la producción a China y suministren tecnología a socios locales.

Pero el panel de la OMC decidió que el comercio de los recursos naturales de un país, una vez extraídos del suelo y puestos a la venta en el mercado, están sujetos a las reglas del organismo. Estados Unidos, la Unión Europea y Japón argumentaron que las restricciones a la exportación aumentan artificialmente los precios mundiales de los minerales, reduciendo simultáneamente también de manera artificial los precios para los productores chinos.

En una declaración, la misión de la UE ante la OMC dijo que la decisión abarca los minerales utilizados como componentes esenciales por una amplia gama de industrias europeas. Y si bien nadie impide el derecho de China a imponer políticas ambientales y conservacionistas, funcionarios de la UE dijeron que el fallo afirma que "el derecho soberano de un país sobre sus recursos naturales no le permite controlar los mercados internacionales o la distribución global de materias primas".

El informe del panel puede ser adoptado o apelado en un plazo de 60 días. De ser adoptado, Estados Unidos, la UE y Japón tendrán derecho a tomar represalias si China no acata las reglas de la OMC.

La misión de China ante la OMC en Ginebra no respondió inmediatamente a un pedido de declaraciones sobre el tema.