Escuelas de NY las de mayor segregación en el país

El estado de Nueva York tiene las escuelas más segregadas del país, con muchos estudiantes negros y latinos asistiendo a escuelas con virtualmente ningún compañero blanco, según un reporte publicado el miércoles.

El reporte del grupo Civil Rights Project de la Universidad de California en Los Angeles revisó las tendencias de matriculación de 1989 a 2010.

En la ciudad de Nueva York, la cual tiene el sistema escolar más grande de Estados Unidos con 1,1 millones de estudiantes, el estudio señala que muchas de las escuelas de educación alternativa creadas en la última decena de años están entre las menos diversas de todas, con una inscripción de menos de 1% de blancos en 73% de las escuelas de este tipo.

"Crear un nuevo sistema completo que es incluso peor de lo que uno tiene realmente requiere algún esfuerzo", dijo Gary Orfield, codirector de Civil Rights Project y autor del reporte.

Él y sus colegas investigadores dicen que la segregación tiene el efecto de concentrar a estudiantes negros y latinos en escuelas con índices altos de estudiantes pobres en comparación con el promedio en todo el estado. Los estudiantes negros y latinos que asisten a escuelas que están integradas por raza y nivel de ingreso tienen resultados significativamente mejores que sus compañeros en escuelas segregadas, señalaron los autores.

El estudio sugiere que el nivel de segregación en Nueva York se debe mayormente a patrones de vivienda, pero que podría ser mitigado a través de políticas encaminadas a promover la diversidad.

"En los 30 años que he dedicado a explorar escuelas, el estado de Nueva York ha sido siempre uno de los de mayor segregación en el país, ningún estado del sur se acerca a Nueva York", indicó Orfield.

Otros estados con escuelas con alta segregación son Illinois, Michigan y California, según Civil Rights Project.

En Nueva York, en 2010, aproximadamente la mitad de los estudiantes de escuelas públicas estatales eran de familias de bajos ingresos, dice el reporte; pero el típico estudiante negro o latino asistía a una escuela en la que cerca de 70% de sus compañeros de clase eran de bajos ingresos. El típico estudiante blanco asistía a una escuela en la que sólo 30% de los compañeros eran de bajos ingresos.

"Para que Nueva York tenga un futuro multirracial social y económicamente favorable, es absolutamente urgente que sus líderes y ciudadanos comprendan tanto los valores de la diversidad como los perjuicios de la inequidad", señalan los autores del estudio.

Devon Puglia, vocero del departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York, no mencionó las conclusiones del reporte, pero dijo, "nosotros creemos en salones de clase diversos en los cuales los estudiantes interactúen y crezcan a través de relaciones personales con aquellos de extracción distinta".