EEUU y OTAN buscan frente unido contra Rusia

El presidente Barack Obama y líderes de la Unión Europea presentaron el miércoles un frente unido contra la anexión rusa de Crimea. Asimismo promovieron el comercio transatlántico como un antídoto contra la influencia rusa en la región y un medio de ayudar a Europa a ser menos dependiente de Moscú para sus combustibles.

Obama dijo que si los líderes rusos creen que pueden introducir una cuña entre Europa y Estados Unidos, "claramente se equivocan".

Obama ofreció una conferencia de prensa en el Consejo de la Unión Europea después de un almuerzo de trabajo con el presidente de ese organismo, Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que según los participantes fue dominado por la discusión sobre Ucrania. Van Rompuy calificó la intervención rusa en Crimea como "una desgracia en el siglo XXI que no reconoceremos".

Obama dijo que la coordinación entre Estados Unidos y Europa sobre sanciones económicas a Rusia ha sido excelente, y advirtió que si Rusia continúa con su derrotero actual, "el aislamiento se profundizará".

Los líderes también manifestaron confianza de que completarán una Sociedad Transatlántica de Comercio e Inversión que busca remover barreras tarifarias entre el bloque de 28 naciones y Estados Unidos. Obama notó que el acuerdo tendrá una conexión con Ucrania porque podría suministrar un contrapeso a la influencia del combustible ruso en Europa.

Obama dijo que algunos países tienen preguntas legítimas acerca de si los acuerdos de libre comercio los beneficiarán a largo plazo. Pero aconsejó a los escépticos que vean lo que se negocia antes de llegar a conclusiones apresuradas.

El presidente dijo que algunas suspicacias sobre el tratado han tenido fundamento. Declaró que ha luchado en pos de protecciones al consumidor y el ambiente durante su carrera política y que no firmará ningún proyecto de ley que debilite dichas protecciones.

"Confío en que podamos conformar un acuerdo de comercio" que sea aceptable para los críticos en cuestiones climáticas y de protección al consumidor, afirmó.

Las relaciones de Obama con Europa se han resentido debido a las revelaciones de la interceptación de comunicaciones por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Van Rompuy afirmó que los líderes de la UE manifestaron sus preocupaciones directamente a Obama en su reunión, y que el presidente accedió a tomar medidas enérgicas para enfrentar la situación. Van Rompuy reclamó "tratamiento equitativo para los ciudadanos de la Unión Europea y Estados Unidos".

Obama llegó a Bruselas para apoyar los compromisos formulados por los aliados en La Haya, Holanda, de asegurar a los miembros de la OTAN en Europa oriental que la alianza los respaldará. Obama se reunió más tarde con el secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen, titular de la alianza que nació como una protección contra la Unión Soviética.

Obama manifestó su deseo de que todo socio de la OTAN participe en la defensa mutua e instó a los miembros a examinar sus planes de defensa para asegurarse de que reflejen las amenazas actuales.

"He tenido algunas preocupaciones acerca de un menor nivel de gastos de defensa de algunos de nuestros socios en la OTAN", afirmó el presidente estadounidense. "La situación en Ucrania nos recuerda que nuestra libertad no es gratuita".