Siria: rebeldes y gobierno disputan ciudad costera

Los rebeldes sirios ampliaron el miércoles su ofensiva en el bastión alauita del presidente Bashar Assad, donde enfrentaron a tropas del gobierno respaldadas por aviones por el control de al menos dos poblados en el terreno arbolado y montañoso, dijeron activistas.

Combatientes de la oposición de varios grupos conservadores e islámicos de línea dura, incluido el Frente Nusra, vinculado con la red terrorista al-Qaida, lanzaron su ofensiva el viernes en las áreas norteñas de la provincia de Latakia, cerca de la frontera turca. Hasta ahora han capturado un puesto de control fronterizo, y también ganaron una salida al mar por primera vez desde que comenzó la insurrección popular en Siria hace tres años.

Aunque son modestos en términos territoriales, esos avances han animado a un movimiento de oposición que ha sufrido una serie de reveses recientes en el campo de batalla. En el último mes, las fuerzas de Assad, respaldadas por el grupo extremista libanés Jezbolá, han capturado poblados y aldeas a lo largo de la frontera de Siria y Líbano, lo cual ha restringido el flujo de insurgentes y material a lo largo de la línea territorial.

Los rebeldes esperaban que estos enfrentamientos atrajeran más soldados sirios al área para aliviar la presión a los opositores que se han debilitado en otros puntos del país, dijo un activista en Latakia que se identificó como Mohamed Abu al-Hassan.

"La idea es entablar una batalla que movilice al régimen a combatir", dijo Abu al-Hassan. "El régimen no puede concebir perder el mar (de Latakia). Traerá refuerzos y eso aliviará la presión (en otros sitios)".

Los insurgentes enfrentaban el miércoles a los soldados en los poblados de Qastal Maaf y Nabaain, en Latakia, dijeron activistas. Aviones sirios bombardeaban los alrededores en un intento por repeler las posiciones de los combatientes, indicó el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

"Hasta ahora son ataques y repliegues", dijo Abdurrahman. El gobierno no confirmó la lucha.

Ambos poblados están al sur del poblado cristiano armenio de Kassab y un cruce fronterizo cercano, que los rebeldes ocuparon el domingo.

También el miércoles, el gobierno sirio llevó a un grupo de reporteros a la villa de Badrusieh, a unos 15 kilómetros (9 millas) al sur de Kassab y muy cerca de Nabaain.

Latakia es el sitio natal de la familia Assad y de la denominación alauita, un desprendimiento chiita que es uno de los principales pilares de apoyo a su gobierno.

El martes por la noche los rebeldes avanzaron hacia Qastal Maaf después de capturar una colina conocida como Observatorio 45. Los activistas dijeron que esa posición era importante porque domina las montañas de Latakia, donde hay decenas de pueblos en poder de la oposición.

El activista Abu al-Hassan dijo que los rebeldes podrían usar la franja costera de Samra para introducir armas.

El conflicto en Siria ha dejado al menos 140.000 personas muertas y obligado a desplazarse a una cuarta parte de los 23 millones de sirios que vivían ahí antes de la guerra.