Armada de EEUU busca respuestas tras tiroteo

Funcionarios de la Armada buscan respuestas a los motivos de un civil para subir a un destructor atracado, forcejear con personal de seguridad, desarmar a un marinero y después matar a tiros a quien acudió en auxilio del militar.

Efectivos de seguridad de la Armada dieron muerte al civil poco después del incidente ocurrido el lunes en la noche a bordo del USS Mahan en la Estación Naval de Norfolk, la base naval más grande del mundo.

El civil no identificado tenía autorización para estar en la base, pero se desconocía de inmediato las razones o por qué subió al destructor provisto con misiles teledirigidos que comparte el muelle con el barco hospital USNS Comfort.

Según la Armada, el civil se dirigía hacia el puesto de mando del destructor, que es tradicionalmente el punto ceremonial de ingreso en una nave, cuando se involucró en un forcejeo con un suboficial de guardia, al que logró desarmar.

Las autoridades de la Armada mantenían en reserva los nombres del civil y del marinero fallecidos. No se informó de otros heridos a causa del enfrentamiento.

Para ingresar en la base, los civiles deben ser escoltados o presentar identificación que les permita estar en el lugar. Los civiles autorizados pueden ser empleados del Departamento de Defensa, contratistas y parientes de militares.

El capitán Robert Clark, oficial de mando en la Estación Naval de Norfolk, dijo el martes que la identificación del civil indica que posiblemente no era un subordinado militar autorizado para estar en la base por esa razón.

Clark dijo que el civil tenía una credencial de identificación de trabajador de transporte (TWIC por sus siglas en inglés) que expide la Administración de Seguridad en el Transporte a personal como conductores de camiones que pueden acceder a sin escolta a zonas de seguridad.

Sin embargo, dijo que se desconocía con exactitud cuál era el trabajo del civil o cuándo trabajó en la base.

Todos los marineros mercantes están obligados a tener una TWIC, entre ellos los empleados del Comando de Transporte Marítimo Militar de la Armada, que contrata a civiles para que formen parte de las tripulaciones de los barcos, entre éstos el USNS Comfort.

Las credenciales tienen vigencia de cinco años, según la Administración de Seguridad en el Transporte.

Todas las entradas a la base tienen vigilancia y quienes llegan en un vehículo presentan identificaciones. Las inspecciones son raras y Clark destacó que el civil no vino armado a la base.

Clark dijo que la base revisará sus procedimientos de seguridad y afirmó que "está funcionando la protección de la fuerza" como lo muestra la reacción de la Armada.

El incidente en el Mahan tiene lugar un mes después de que la Armada efectuara maniobras antiterroristas y de protección a la fuerza en bases de Estados Unidos, incluido un ejercicio contra un tirador activo en la Estación Naval de Norfolk.

En septiembre, en el Astillero de la Armada en Washington, un individuo armado al que se identificó como un contratista y ex reservista de la Armada, mató a 12 trabajadores civiles antes de que lo mataran a tiros.