Reanudan búsqueda de avión malasio

La búsqueda de los restos del vuelo 370 se reanudó el miércoles en medio de aguas más calmadas del Océano Indico frente a la zona occidental de Australia.

Los vendavales que obligaron a suspender las actividades el martes comenzaron a ceder, permitiendo que un total de 12 aviones y dos barcos de Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur, Australia Nueva Zelanda reanudaran la búsqueda de los restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines, evidencia tangible para los familiares que tratan de cerrar un capítulo de dos semanas de angustia e incertidumbre.

Aunque las autoridades redujeron significativamente la zona de búsqueda sobre la base de las últimas señales de satélite recibidas desde el avión, todavía se calculaba en 1,6 millones de kilómetros cuadrados (622.000 millas cuadradas).

El primer ministro australiano Tony Abbott declaró el miércoles a la televisión: "Estamos usando todos nuestros recursos en esta búsqueda".

"Esta es la región más inaccesible que se pueda imaginar. Está a miles de kilómetros de cualquier parte, pero como quiera que sea somos el país más cercano, tenemos los recursos y haremos todo lo que podamos para solucionar este misterio", dijo más tarde a la televisora Seven Network.

La Autoridad de Seguridad Marítima de Australia, que coordina la búsqueda a nombre de Malasia, dijo el miércoles que las labores se centrarán en 80.000 kilómetros cuadrados (30.900 millas cuadradas) de mar. La zona está unos 2.500 kilómetros (1.550 millas) al suroeste de Perth.

El mariscal de aviación Mark Biskiun, subjefe de Defensa de Australia, dijo el martes a los reporteros en Perth, la ciudad de la costa occidental del país desde donde se coordinan las labores de búsqueda, que se trata de un enorme reto.

"No estamos buscando una aguja en un pajar, estamos tratando de definir dónde está el pajar", dijo.

Varios objetos fueron detectados flotando al suroeste de Perth, pero no los han recuperado. Si se determina que son del avión, eso pudiera ayudar a los investigadores a reducir la zona de búsqueda.

Malasia anunció el lunes que el análisis de la información de satélite recibida del vuelo 370 después que despegó de Kuala Lumpur con destino a Beijing el 8 de marzo indicaba que el aparato se estrelló en el Océano Indico y que las 239 personas que iban a bordo perecieron.

Pero la falta de evidencias físicas y lo que se considera una falta de información fiable de las autoridades malasias ha provocado una ola de críticas de los familiares de los pasajeros.

El martes en Beijing, casi 100 familiares y otros marcharon hacia la embajada malasia, a la que lanzaron botellas de plástico, y trataron de entrar a la fuerza mientras gritaban "¡Mentirosos!"

Muchos vestían camisetas blancas que decían "Oremos por el MH370", sostenían carteles y gritaban "¡Digan la verdad! ¡Devuélvannos a nuestros familiares!".

La policía forcejeó brevemente con un grupo de familiares que trataron de acercarse a periodistas. Los familiares exigían ver al embajador malasio y más tarde se reunieron con él.

En un claro mensaje de apoyo a los familiares, el presidente chino Xi Jinping envió un representante especial a Kuala Lumpur para lidiar con el caso, y el viceministro de Relaciones Exteriores Xie Hangsheng dijo al embajador de Malasia que China quería saber exactamente qué llevó al anuncio de que el avión se había perdido, indicó un comunicado en el portal de internet del ministerio.

___

McGuirk reportó desde Camberra, Australia. Los redactores de la AP Scott McDonald y Eileen Ng en Kuala Lumpur, Christopher Bodeen y Didi Tang en Beijing, Danica Kirka en Londres y Kristen Gelineau en Sidney contribuyeron a este despacho.