Talibán ataca oficina electoral afgana; 4 muertos

El Talibán lanzó el martes un asalto osado en la capital afgana, donde un atacante suicida detonó un coche bomba fuera de una oficina electoral mientras otros dos hombres armados atacaban el edificio, atrapando a decenas de empleados en su interior y matando a cuatro personas.

Un candidato para un puesto en un ayuntamiento de provincia estuvo entre los asesinados, junto con un empleado electoral, un civil y un policía, dijo el jefe de la policía de Kabul Mohammed Zahir.

El ataque detonó un enfrentamiento que duró más de cuatro horas en el que otras cuatro personas resultaron heridas, incluyendo dos policías, dijo Zahir.

El ataque es el más reciente en la violenta campaña de los insurgentes contra las elecciones del próximo 5 de abril, en las que los afganos elegirán a su próximo presidente y a miembros de los ayuntamientos locales. El Talibán había amenazado con irrumpir las elecciones.

Desde que comenzaron las campañas en enero los insurgentes han atacado las caravanas de los candidatos, a sus empleados de campaña y asesinaron a un funcionario de la comisión electoral.

Un ex diplomático paraguayo también estuvo entre las nueve personas que fueron asesinadas el jueves cuando el Talibán atacó el hotel Serena en Kabul.

En el barrio de Karte Char se podían escuchar tiroteos hasta la tarde del martes mientras elementos de las fuerzas armadas afganas rodearon el edificio electoral, cerca de la casa del candidato presidencial Ashraf Ghani Ahmadzai.

Ahmadzai no estaba en su casa en el momento y no fue el objetivo del ataque, según las autoridades.

El ataque contra la oficina comenzó cuando un insurgente suicida detonó un coche bomba en el que se encontraba, facilitando el camino para que los otros atacantes que entraran al edificio, dijo el policía Sayed Gul Aga Hashmi.

Mientras se desarrollaba el enfrentamiento, un funcionario de la comisión electoral dijo a The Associated Press que había unos 20 empleados atrapados en el edificio, pero después aumentó la cifra a 70. El funcionario habló bajo condición de permanecer en anonimato, porque no estaba autorizado para hacer declaraciones a los medios.

El funcionario dijo que habló con un colega que se estaba escondiendo dentro de un baño con otras siete personas y le había dicho que había más empleados en otras partes del edificio.

Al final la policía logró rescatar a todos a excepción de las víctimas.

El Talibán se adjudicó la responsabilidad por el ataque en un comunicado a medios de comunicación, afirmando que su objetivo era la oficina electoral.