Abogados egipcios boicotean juicio de islamistas

Un tribunal egipcio inició el martes un juicio a 683 islamistas acusados de asesinato e incitación a la violencia, pese a las críticas internacionales contra los centenares de penas de muerte impuestas la víspera por una corte similar. Los abogados defensores boicotearon el nuevo proceso y denunciaron los veredictos.

El juez en la ciudad de Minya, al sur de El Cairo, prosiguió el martes con la vista, escuchando testigos en el caso pese a la ausencia de los abogados defensores, una violación de la ley, según los letrados.

Las autoridades egipcias iniciaron una serie de juicios en masa, cada uno con centenares de acusados, dentro de la represión de un mes contra los islamistas y la Hermandad Musulmana desde que los militares derrocaron en julio al presidente Mohammed Morsi. Unas 16.000 personas han sido detenidas en la campaña y fueron muertas centenares.

El lunes, el tribunal de Minya impuso la pena de muerte a 528 acusados tras un juicio masivo que duró solamente dos sesiones y en el que los abogados defensores no fueron autorizados a presentar su caso. Los acusados fueron convictos de homicidio y homicidio frustrado en relación con los el ataque perpetrado en agosto por una turba contra una comisaría policial en una aldea cerca de Minya, donde murió un policía.

Las penas deben ser apeladas e incluso los funcionarios judiciales que participaron en el caso dijeron que en su opinión serán anuladas. Empero, los fallos aturdieron a los activistas egipcios de los derechos humanos e hicieron que Egipto fuera criticado a nivel internacional. El martes, la oficina de derechos humanos de la ONU consideró las penas de muerte masivas "sin precedente en la historia reciente" y una "violación de la ley internacional de los derechos humanos".

El Departamento de Estado norteamericano dijo que es "contrario a la lógica" que tantos acusados pudieran haber tenido un juicio justo en dos sesiones. El ministro alemán de Relaciones Exteriores Frank-Walter Steinmeier consideró los fallos "muy alarmantes" y agregó que los nuevos "juicios en masa deben ser suspendidos". La directora de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió a las autoridades egipcias que garanticen "los derechos de los acusados a un juicio justo y puntual".

El Ministerio de Justicia emitió el martes una declaración en reacción a los fallos, destacando que los acusados tienen derecho a apelar las sentencias en el Tribunal de Casación, que puede ordenar un nuevo juicio. Si el nuevo juicio acaba en un fallo similar, los acusados pueden apelar al máximo tribunal, agregó.

____

Michael contribuyó desde El Cairo.