Fannie Mae demanda a 9 bancos por LIBOR

Fannie Mae demandó el jueves a nueve grandes bancos con el argumento de que la participación de las entidades en la manipulación de una tasa mundial de interés clave costó al gigante de las hipotecas cientos de millones de dólares.

Entre los bancos demandados destacan Bank of America Corp., Citigroup Inc., JPMorgan Chase & Co. y otros que establecen la tasa de interés interbancario ofrecida en Londres, o LIBOR, que es la base para billones de dólares en contratos, incluyendo hipotecas y bonos.

Fannie afirma que perdió 800 millones de dólares por transacciones que se basaron en falsos reportes de los costos de crédito de los bancos, los cuales se utilizan para calcular la tasa LIBOR. Los bancos deliberadamente mantuvieron bajo el valor de la LIBOR para beneficiar sus posiciones comerciales y aumentar las ganancias, aseveró Fannie Mae.

Los reguladores británicos y estadounidenses han multado a cuatro de los bancos --los británicos Barclays y Royal Bank of Scotland, el principal banco suizo UBS y el Rabobank holandés-- con un total de 3.600 millones de dólares por manipular la LIBOR.

Portavoces de Bank of America, Citigroup y JPMorgan declinaron hacer comentarios sobre la demanda de Fannie Mae. Los otros dos bancos demandados son el alemán Deutsche Bank y el suizo Credit Suisse.

La demanda dice que los tres bancos de Estados Unidos, así como el Deutsche Bank y Credit Suisse, siguen bajo investigación en relación con la supuesta manipulación de la LIBOR.

El hermano menor de Fannie Mae, Freddie Mac, presentó demandas similares contra 15 bancos que fijan la LIBOR en marzo.

El inspector general de la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda, o FHFA por sus siglas en inglés, informó el año pasado que Fannie Mae y Freddie Mac en conjunto pueden haber perdido más de 3.000 millones de dólares en sus operaciones por la manipulación de la tasa por parte de los bancos. La FHFA supervisa a Fannie Mae y Freddie Mac, los cuales fueron rescatados durante la crisis financiera de 2008 y ahora están bajo control gubernamental.

La acción legal de Fannie Mae y Freddie Mac se suma a una oleada de demandas presentadas por ciudades y organismos municipales en Estados Unidos contra algunos de los bancos que fijan la LIBOR. Las ciudades y las agencias reclamar el pago de indemnizaciones por las pérdidas que dicen haber sufrido como consecuencia de una tasa artificialmente baja, debido a que tienen bonos y otras inversiones cuyo valor está vinculado a la LIBOR.