Rebajas aumentan atractivo de nuevas MacBook Pro

La elección fue sencilla cuando salí a comprar hace un año una nueva computadora portátil Mac: podía gastar 500 dólares más por una más ligera y con pantalla más bonita, o invertir una suma menor en una con procesador más veloz, más almacenamiento de información y más memoria interna, y aún me sobrarían 200 dólares. Me decidí por la capacidad en lugar del lujo.

Debido a los nuevos modelos y rebajas de precios, Apple complica la elección a los clientes en el buen sentido de la palabra.

Una computadora portátil MacBook Pro con pantalla de alta resolución de 13,3 pulgadas en diagonal ahora tiene un precio de salida de 1.299 dólares, apenas 100 dólares más que la versión más pesada de pantalla ordinaria, la anterior que había comprado. Ese precio siguió a una rebaja de 200 dólares en febrero y 200 dólares más la semana pasada.

Asimismo la semana pasada, Apple redujo 200 dólares el precio de salida de su modelo con pantalla de alta resolución de 15,4 pulgadas, el cual quedó en 1.999 dólares.

Apple también incrementó la velocidad a las nuevas computadoras portátiles así como la duración de la batería gracias a los nuevos microprocesadores ahorradores de energía de Intel Corp. y el nuevo sistema operativo Mavericks diseñado para aprovechar totalmente ese tipo de chips. Las nuevas Pros son los primeros dispositivos Macs a los que se ha integrado el sistema Mavericks.

Sin entrar en detalles muy técnicos, el sistema Mavericks es mejor en la agrupación de pequeñas tareas para soltarlas en ráfagas, así que el procesador puede permanecer más tiempo en modo de bajo consumo de energía.

El nuevo modelo de 15 pulgadas me funcionó durante más de 12,5 horas para procesamiento de palabras y hoja de cálculo y casi nueve horas para videos de iTunes.

Oficialmente, Apple promete ocho horas con el modelo de 15 pulgadas y nueve horas con el de 13, en comparación con las siete horas de cualquiera de los dos modelos anteriores. (Para los videos transmitidos por internet no duró tanto, como es típico con las computadoras portátiles; la unidad que probé de 15 pulgadas me duró seis horas conectado al portal de Hulu).

Apple no cambió las pantallas en los modelos de alta resolución que la empresa llama "Retina". Tampoco lo necesitaba. Las imágenes se veían grandiosas debido a que la resolución de la pantalla es más que suficiente para el video de alta resolución.

Sin embargo, el texto es donde advertí la mayor diferencia: las letras se ven más claras y nítidas, como las impresas en un libro de papel. En mi máquina Retina MacBook Pro, advertí que los puntos individuales, o pixeles, conforman los caracteres. Los modelos Retina tienen cuatro veces más pixeles que los modelos ordinarios, lo cual permite caracteres más definidos.