Parlamento de España indaga espionaje de EEUU

El jefe de los servicios de inteligencia de España dará un informe a puertas cerradas a una comisión parlamentaria sobre las denuncias de que España fue uno de los objetivos del espionaje de Estados Unidos, informó el presidente del gobierno Mariano Rajoy el miércoles.

No dijo cuándo tendrá lugar la presentación del jefe del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán. Solo adelantó que hará una presentación a puertas cerradas durante una sesión de la comisión de secretos oficiales del Parlamento.

Rajoy hizo el anuncio un día después de que el jefe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) , general Keith Alexander, dijo a una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que millones de llamadas telefónicas de ciudadanos europeos fueron interceptadas como parte de un programa de la OTAN para proteger a los miembros de la alianza, pero que Estados Unidos no recogió la información por sí solo.

Las denuncias de que el espionaje abarcó a ciudadanos y líderes políticos generó una ola de críticas en toda Europa la semana pasada.

En un discurso ante el Parlamento, Rajoy no mencionó las declaraciones de Alexander, pero dijo que España tomaba las denuncias de espionaje por parte de los estadounidenses "muy en serio". Reiteró que, de ser confirmadas, se trataría de actividades inaceptables.

Legisladores de la oposición pidieron a Rajoy presionar a Estados Unidos para que aclare si España ayudó a la NSA y si él había participado en ello.

España no tiene constancia por ahora de que haya habido actividades de espionaje estadounidense en el país.

Entretanto, dos altos funcionarios alemanes llegaron a Washington para tratar de comprobar la veracidad de denuncias de que las llamadas de la canciller Angela Merkel fueron interceptadas.

La portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Caitlin Hayden dijo en un comunicado que el diálogo se enfocó en formas de "proveer las garantías necesarias" y "fortalecer nuestra cooperación", y agregó que Estados Unidos busca seguir con las negociaciones.

El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, dijo el miércoles que los jefes de los servicios de inteligencia nacional y para el extranjero también viajarán a Estados Unidos "en los próximos días". No dijo con quién se reunirían.

En tanto, funcionarios franceses se están enfocando en la "naturaleza y el alcance del espionaje estadounidense en nuestro territorio", dijo el portavoz de la cancillería gala Romain Nadal.

Najat Vallaud-Belkacem, vocera del gobierno francés, dijo que los "hechos parecen bien establecidos" y "desde este punto de vista, las negativas del director de la NSA parecen improbables".

Por su parte, el canciller ruso Serguéi Lavrov dijo que su gobierno no estaba en absoluto sorprendido por las denuncias de espionaje entre aliados.

"Estoy convencido de que todos sabían todo o sospechaban todo", dijo Lavrov, en visita oficial a Grecia.

En Washington, Elmar Brok, integrante alemán del Parlamento europeo y actual presidente del comité de asuntos exteriores del Parlamento Europeo, dijo a los reporteros en conferencia de prensa que "queremos deshacernos del espionaje entre amigos".

Brok encabeza una delegación europea que planea reunirse con legisladores estadounidenses y funcionarios del gobierno de Obama sobre las nuevas revelaciones hechas por el ex empleado de la NSA Edward Snowden. La delegación emitirá un reporte en febrero.

___

Con información de los periodistas de The Associated Press, Sylvie Corbet en París y Derek Gatopoulos desde Atenas.