Maestros salvadoreños marchan por beneficios

Miles de maestros se concentraron el miércoles en la capital y marcharon hasta la Asamblea Legislativa para exigir que se incorpore el escalafón salarial en el presupuesto general de la nación para el 2014.

Los maestros aglutinados en cinco gremiales, aseguran que el escalafón salarial y otros beneficios, a los que aseguraron tener derecho, no han sido incluidos en el proyecto de presupuesto del ministerio de Educación y que deberá ser aprobado por la Asamblea Legislativa.

Una delegación de las gremiales de maestros fue recibida por diputados a quienes les plantearon la problemática y advirtieron que continuaran con las protestas.

"Estamos protestando para exigir nuestras prestaciones salariales a las que tenemos derecho", dijo el maestro Paz Zetino, de Bases Magisteriales. Afirmó que el Consejo de Ministro del gobierno del presidente Mauricio Funes los ha dejado fuera el escalafón salarial "y no lo vamos a permitir, ellos son los culpables de esta situación convulsiva".

Explicó que además de congelarles el escalafón salarial, dejaron fuera del presupuesto el financiamiento de dos bonos anuales y un seguro de vida para los familiares de los maestros que mueren.

"Los maestros estábamos tranquilos en las escuelas terminando el año escolar, pero hoy hemos cerrado las escuelas y salimos a las calles para exigir nuestros derechos. Si no cumplen vamos a seguir, vamos arreciar las protestas", advirtió.

Los líderes de los maestros explicaron que la Ley de la Carrera Docente estipula que debe de realizarse una nivelación salarial para todos los maestros cada tres años.

Señalaron que con las autoridades de Educación ya habían acordado pagos escalonados en tres años hasta cumplir con la nivelación salarial.

El primer pago, de un 6% se hizo en el 2012, el segundo que fue de un 7% y se realizó este 2013, pero aseguraron que falta el otro 7%, que no está incluido en el presupuesto del 2014.

El dirigente Ezequiel Alvarado, aseguró estar consciente que están afectando a los estudiantes que están por concluir el año escolar, pero argumentó que "esto también les beneficia (a los estudiantes), porque un trabajar bien pagado rinde mejor en sus labores".

"Si no somos escuchados, pues vamos arreciarán las protestas, podemos cerrar las escuelas, salir a las calles y el año escolar 2014 puede comenzar atropellado, pero eso depende de los políticos", advirtió el dirigente Oscar Martínez.