EEUU: Suben apenas precios al consumidor

Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron ligeramente en septiembre, cuando el alza en el costo de los combustibles contrarrestó la falta de cambios en los precios de los alimentos. Las cifras son nueva evidencia de que el lento crecimiento económico está manteniendo controlada la inflación.

El índice de precios al consumidor subió apenas 0,2% en septiembre, dio el Departamento del Trabajo el miércoles, luego de registrar un alza de 0,1% en agosto. Más de la mitad del incremento se debió al alza de 0,8% en los precios de la gasolina, la electricidad y otros costos en el sector de energía.

En el último año, los precios al consumidor han aumentado solamente 1,2%, comparado con el alza anual de 1,5% registrada en agosto. Esa es la menor ganancia para un período de 12 meses desde abril y está por debajo del objetivo de 2% declarado por la Reserva federal.

Excluyendo los volátiles costos de alimentos y combustibles, los precios subieron apenas 0,1% y están arriba 1,7% en los últimos 12 meses.

El alto desempleo y los mínimos incrementos salariales han dificultado para los consumidores pagar más dinero por productos, y hecho más difícil que las tiendas cobren más.

Los la inflación debajo de 2%, la banca central enfrenta menos presiones para reducir su programa mensual de compras de bonos del tesoro por 85.000 millones de dólares. Esas compras tienen como objetivo mantener bajas las tasas de interés a largo plazo y estimular el crecimiento económico. Pero críticos temen que el programa eleva el riesgo de inflación.

Una inflación extremamente baja pudiera incluso aumentar presiones sobre la Fed para extender el programa. Algunos funcionarios del banco central han objetado reducir el programa mientras la inflación siga por debajo del 2%. Una inflación baja es buena para la economía porque alienta a los consumidores a gastar e invertir antes de que los precios suban.