Israel anuncia nuevos asentamientos en Jerusalén

Israel anunció el miércoles la construcción de 1.500 viviendas en Jerusalén oriental, zona que los palestinos exigen para su futuro estado, pocas horas después de liberar a un grupo de prisioneros palestinos como parte de un acuerdo para impulsar las negociaciones de paz.

Los nuevos asentamientos se consideran un intento del primer ministro Benjamin Netanyahu de contrarrestar las severas críticas internas en su contra por la excarcelación de prisioneros, acusados de perpetrar atentados en los que murieron israelíes.

La portavoz del Ministerio del Interior, Lital Apter, dijo el miércoles que 1.500 viviendas serán construidas en Ramat Shlomo, un gran asentamiento en Jerusalén oriental. Israel también tiene previsto desarrollar un sitio turístico y arqueológico cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde se ubican los lugares sagrados más importantes de Jerusalén.

Israel capturó Jerusalén oriental, junto con Cisjordcania y la Franja de Gaza en 1967 durante la Guerra del Oriente Medio. Los palestinos pretenden las tres zonas para su futuro estado, con Jerusalén oriental como su capital.

Israel considera que todo Jerusalén debe ser su capital eterna, y Netanyahu se ha comprometido a jamás dividir la ciudad. Israel ha construido varios asentamientos, como el de Ramat Shlomo, para afianzar su control sobre Jerusalén.

Aunque la anexión de Jerusalén oriental por parte de Israel carece del reconocimiento internacional, el país considera estos asentamientos vecindarios de la ciudad.

Israel había anunciado por primera vez en 2010 los planes de las nuevas construcciones en Ramat Shlomo durante la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, al país, lo cual causó un roce diplomático con Washington que tardó meses en para que fuera superado.

La decisión del miércoles es la última aprobación necesaria y las edificaciones pueden dar inicio de inmediato, dijeron las autoridades.

La liberación de 26 palestinos a primeras horas del miércoles fue la segunda de cuatro que tiene por fin reanudar las conversaciones de paz en un esfuerzo por llegar a un acuerdo definitivo entre las dos partes.

Los palestinos se han negado desde hace mucho tiempo a reanudar las conversaciones a menos que Israel ponga fin a la construcción de asentamientos en los territorios que reclaman para su Estado en Cisjordania y Jerusalén oriental. Israel se ha negado e insiste en que los asentamientos y otros temas clave, como la seguridad, deben resolverse mediante negociaciones.

De acuerdo con un compromiso que negoció el secretario de Estado norteamericano John Kerry, los palestinos estuvieron de acuerdo en reanudar las conversaciones a finales de julio después de que Israel aceptara liberar a los presos palestinos con más tiempo en prisión.

En total, 104 palestinos condenados a diversas penas de prisión se habrán beneficiado de la excarcelación en cuatro fases que se completarán en los próximos meses.

Los palestinos censuraron los planes para las nuevas edificaciones pero se desconocía de inmediato si esto afectaría las conversaciones, que se desarrollan a puertas cerradas fuera de la vista pública como habían acordado ambas partes.