Egipto arresta a líder de partido de la Hermandad

Fuerzas de seguridad egipcias arrestaron en una redada del miércoles por la madrugada a un integrante clave de la Hermandad Musulmana, quien había estado prófugo desde el golpe de estado de julio que derrocó al presidente islamista del país, informó el Ministerio del Interior.

El arresto de Essam el-Erian, el segundo al mando de la rama política de la Hermandad, el Partido Justicia y Libertad, es el más reciente en una redada de gran alcance contra líderes del grupo islamista y sus miembros de rangos bajos desde la salida del presidente Mohammed Morsi, quien también proviene de la Hermanadad.

Morsi, que permanece detenido en una instalación militar no revelada desde el golpe de estado del 3 de julio, enfrenta cargos por incitar a sus simpatizantes a asesinar a sus oponentes mientras estuvo en el poder. El juicio de Morsi comenzará el 4 de noviembre, pero aún no se sabe si el derrocado presidente de 62 años se presentará en la corte.

El-Erian es también uno de los acusados en el juicio de Morsi. Se le señala por incitar a los seguidores de la hermandad a ir en contra de manifestantes opuestos a Morsi reunidos fuera del palacio presidencial el año pasado.

En fotografías transmitidas por la televisión estatal tras su arresto, El-Erian, de 59 años, aparecía sonriente portando ropas tradicionales blancas y un gorro.

La agencia estatal de noticias MENA dijo que el-Erian fue arrestado tras una redada en un apartamento en el suburbio de Nuevo Cairo, al este de la ciudad, donde se había estado ocultando. Después fue transferido a la prisión Torah en el sur de El Cairo, donde está la mayoría de los líderes del grupo arrestados.

La agencia dijo que será interrogado en Torah por acusaciones de incitar a la violencia en varias manifestaciones contra el gobierno. Los fiscales ordenaron después que el-Erian permanezca detenido por 30 días bajo nuevas acusaciones de incitar a homicidios e intento de homicidio, organizar una turba armada e incitar a la posesión de armas durante dos manifestaciones en Giza contra el actual gobierno que dejaron más de nueve muertos.

Mientas Morsi estaba en el poder, el-Erian solía hablar públicamente encendiendo los ánimos mientras que pasó de ser un integrante moderado a un extremista del grupo.

En una gran protesta en diciembre pasado fuera del palacio presidencial el-Erian usó un canal de televisión afiliado a la Hermandad para pedir a sus simpatizantes "acorralar a esos criminales por decenas de miles". Al menos 10 personas murieron en los enfrentamientos subsecuentes fuera del palacio.

Mientras estaba escondido el-Erian distribuía mensajes a sus seguidores instándolos a denunciar el golpe de estado y exigir la restitución de Morsi. En un mensaje reciente transmitido por la cadena Al-Jazeera, el-Erian criticó al ejército y a las autoridades interinas y pidió a sus simpatizantes, incluyendo a estudiantes mantener las protestas.

Horas tras el arresto de el-Erian, estudiantes pro Hermandad atacaron el edificio administrativo de la Universidad Islámica Al-Azhar. Rompieron ventanas y equipo mientras que tomaron la oficina del rector y otros administradores.