Disputa sobre niño deja 6 muertos en EEUU

Un hombre en Carolina del Sur que sostenía una disputa con su ex pareja por la custodia del hijo de ambos irrumpió en la vivienda de los padres de ésta, asesinó a tiros a la mujer, así como a los progenitores de ella y a dos niños, para después quitarse la vida, dijo la policía.

Los investigadores encontraron los cadáveres de seis personas de entre nueve y 51 años cuando acudieron el martes al lugar desde donde un individuo había dicho por teléfono que pensaba causarse daño.

El jefe de la policía del condado de Greenwood, Tony Davis, identificó al sujeto que hizo los disparos como Bryan Sweatt, de 27 años. Sweatt consideraba que la mujer con la que tuvo una relación no le permitía ver al niño de ambos con la frecuencia suficiente. El menor no figuró entre las víctimas fatales.

Los investigadores creen que Sweatt irrumpió en la casa y esperó a que regresaran las víctimas, dijo Davis. Los homicidios parecieron ejecuciones, agregó.

Los miembros de un equipo de élite SWAT que ingresaron en el domicilio encontraron los cadáveres en tres habitaciones distintas.

Sweatt tenía un amplio historial delictivo y debía presentarse el martes en un tribunal por un cargo de allanamiento para robar, dijo Davis. El jefe policial no facilitó muchos detalles sobre la audiencia, pero dijo que Sweatt afrontaba hasta 30 años de prisión si lo declaraban culpable.

Por la mañana, la policía acordonó con cinta amarilla la vivienda que tenía un nivel y se ubicaba ubicada en un camino rural al sur de la ciudad de Greenwood, de casi 23.000 habitantes en el noroeste de Carolina del Sur.

Los agentes se dirigieron primero a la casa ubicada en el condado de Greenwood después de la llamada de un individuo que decía que pensaba causarse daño, dijeron las autoridades.

Davis afirmó que mientras la policía iba en camino, una vecina llamó al número de emergencias 911 y dijo que cuatro niños vinieron del domicilio en cuestión a la casa de ella y le dijeron que habían escuchado un disparo. Davis dijo que los menores permanecieron en la casa de la vecina.

Después de una hora y "varios intentos infructuosos" de los agentes para comunicarse con alguien de la casa, el equipo SWAT ingresó y descubrió los cadáveres, según las autoridades.

___

Los periodistas de The Associated Press, Meg Kinnard y Jeffrey Collins, en Columbia, y Lisa J. Adams, en Atlanta, contribuyeron a este despacho.