Revuelo en RM por comentario de Blatter sobre CR7

Tal vez el presidente de la FIFA Joseph Blatter bromeaba cuando habló de Cristiano Ronaldo, pero el delantero del Real Madrid tomó la ironía como ofensa. Y el mandamás de la FIFA ha debido ahora disculparse.

Blatter dijo en una reciente presentación en la Universidad de Oxford que Cristiano se comportaba "como un comandante en el campo de batalla". Luego se levantó de su silla y comenzó a caminar como en un desfile militar.

Blatter no mencionó a Cristiano por su nombre, sino que se refirió a él como "el otro", luego de decir que el argentino Lionel Messi, astro del Barcelona, es "un buen chico".

Después de que el Real Madrid le exigió "rectificar" lo dicho sobre su astro portugués, Blatter respondió diciendo que Cristiano "es un jugador excepcional" y trató de restarle importancia al incidente.

En un comunicado enviado a The Associated Press, la FIFA dijo que Blatter había "confirmado en cartas que envió al Real Madrid CF y a la Asociación Portuguesa de Fútbol que Cristiano Ronaldo es un jugador excepcional, como lo dijo en la presentación del viernes pasado en la Universidad de Oxford, y como lo ha hecho en muchas otras ocasiones".

Cristiano se tomó muy a pecho las palabras y mímica de Blatter y, al parecer, no quedó muy convencido de los intentos del dirigente suizo por enmendarse.

"Este video muestra claramente el respeto y la consideración que la FIFA tiene hacia mí, hacia mi club y hacia mi país", escribió Cristiano en su página de Facebook el martes.

"Muchas cosas se explican ahora. Deseo al señor Blatter una larga vida con la certeza de que seguirá viendo, como lo merece, el éxito de sus equipos y jugadores favoritos".

Blatter se disculpó con Ronaldo y con el club mediante una carta que envió a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. El equipo publicó la misiva en su sitio web.

"Quiero dejar en claro que para mi Cristiano Ronaldo está en el mismo nivel de Messi y que ambos son jugadores sobresalientes, cada uno en su estilo", dijo Blatter en la carta.

El presidente de la FIFA dijo que se lamentaba "por esta situación que se generó en un acto universitario y pido perdón por ello. Nunca fue mi intención avergonzar o faltar al respeto al Real Madrid CF, a sus jugadores o seguidores".

En su carta a Blatter, Pérez dijo que le preocupaba que los comentarios de burla hacia Ronaldo afectaran sus posibilidades de ganar el premio individual más prestigioso del fútbol mundial por segunda vez.

"Entendemos que sus comentarios pueden condicionar el voto de quienes tienen que pronunciarse sobre quién debe recibir el galardón", dice la carta del presidente madridista, que también fue publicada en el sitio web del club.

En Oxford el presidente de la FIFA se refirió primero a Messi, a quien llenó de elogios y describió como "un buen chico".

"No puedo decir quién es mejor. Me gustan los dos, pero yo prefiero a Messi", acotó. "Es un hombre amable. Por eso es tan popular y naturalmente siempre recibe muchos votos porque juega bien y anota goles".

Blatter también dijo que uno de los dos jugadores "gasta más en su peluquero que el otro", en clara alusión a Cristiano.

El martes, FIFA incluyó a Cristiano y Messi entre los 23 finalistas que aspiran al Balón de Oro que se entrega al mejor futbolista del mundo.

El técnico del Real Madrid Carlo Ancelotti defendió el carácter de Ronaldo.

"No he hablado de esto con él", dijo el entrenador. "Creo que todos los días y en todos los juegos muestra que es un jugador serio y profesional que respeta a todos".

Cristiano también recibió apoyo de Portugal.

El presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol Fernando Gomes dijo que al jugador "a menudo se le malentiende porque es directo y honesto" y que en ocasiones su franqueza "proyecta una imagen negativa".

El incidente puede abonar a fortalecer el alegato de seguidores del Madrid en el sentido de que en la FIFA hay un sesgo favorable a Messi y al Barcelona.

El ex entrenador del Madrid José Mourinho desairó la gala en la que se entregan los premios de la FIFA los dos años que estuvo en el Madrid, mientras Ronaldo lo hizo en 2012. Mourinho acusó al Barcelona de recibir ayuda de los árbitros en el partido de semifinales de la Liga de Campeones en que el Madrid fue eliminado.