Sánchez abre goleada del Barsa sobre Celta

Si el sábado Alexis Sánchez cerró con un golazo el triunfo del Barcelona en el clásico contra el Real Madrid, el martes el chileno se encargó de abrir la décima victoria en 11 partidos del equipo azulgrana en la liga española, 3-0 en cancha del Celta de Vigo, para asegurar el liderato al menos una fecha más.

Sánchez, quien acumula seis dianas en el campeonato, inauguró a los nueve minutos una cuenta que engordó Cesc Fábregas (48 y 54) con dos tantos más en la segunda mitad, y el Barsa amplió a cuatro puntos su ventaja en la cima de la clasificación sobre el Atlético de Madrid, segundo con 27 unidades y rival el jueves del Granada.

Además, el Barsa se ubica nueve puntos arriba del Real Madrid, que recibe el miércoles al Sevilla.

Con 31 puntos de 33 posibles, el equipo de Gerardo Martino se mantiene como el único invicto, mientras el Celta sigue sin saborear una victoria en su estadio y marcha provisionalmente 16to.

Reforzado tras el triunfo en el clásico, el técnico argentino insinuó múltiples cambios en el once y a nadie engañó, pues reservó en el banquillo a Neymar, Xavi Hernández, Andrés Iniesta y el argentino Javier Mascherano.

Pese a un alentador inicio del Celta, la avanzada presión azulgrana pronto dio dividendos con el gol de Sánchez, originado en una pérdida de balón del argentino Gustavo Cabral y facilitado por el derechazo de Fábregas que repelió Yoel Rodríguez, impotente ante el remache oportuno del chileno.

A partir de allí emergió la figura de Víctor Valdés, insuperable en todo intento del Celta por lograr la igualada. El arquero azulgrana se creció tanto en un mano a mano con Charles como en disparos lejanos de Rafinha y Alex López, y la única vez que Nolito logró alojar el balón en la red, el árbitro decretó falta de Charles sobre el catalán.

El astro argentino Lionel Messi apenas dio destellos, más como asistente que finalizador, aunque un doble recorte en el área a punto estuvo de significar el 2-0 cuando el rosarino soltó la zurda y la pelota rozó el poste.

Sin anotar, "La Pulga" resultó determinante en la fabricación del segundo tras la reanudación, con una eléctrica internada y combinación con Fábregas, cuyo derechazo desde fuera del área tocó en el travesaño y la espalda de Yoel, impulsora final y desafortunada para el Celta.

La sensación de repetición se acentuó para el equipo celeste con una nueva atajada de Valdés sobre Charles y otra asistencia letal de Messi a Fábregas, quien finalizó a la contra, batiendo junto al poste más cercano a Rodríguez.

El arquero local sí tapó bien el siguiente remate del rosarino y el Celta evidenció una vez más que no era su noche cuando un tiro libre de Nolito esquivó el vuelo de Valdés pero no el travesaño.

Messi, segundo en la lista de máximos cañoneros con ocho dianas, se obcecó en el intento de engordar su cuenta en el tramo final, coqueteando con el gol en varias ocasiones, pero pecando de individualista.

"Ganamos bien. Después del primer gol concedimos balones a la espalda de nuestros volantes pero en el segundo tiempo estuvimos más ordenados y controlamos mucho mejor el partido con tres goles de diferencia. Cuando uno gana, es más fácil esperar los otros resultados. Pensamos en nosotros", declaró Martino.

El timonel del Celta, Luis Enrique, consideró que "siempre es un placer jugar contra un rival de este nivel. Nuestro objetivo era plantearles complicaciones y lo hicimos".

En el otro cotejo de la jornada, el Málaga y el Espanyol firmaron un empate 0-0 en cancha de los segundos, que solo han ganado tres de los seis partidos jugados en su estadio.

El punto cosechado permitió al Málaga truncar una racha de tres derrotas consecutivas y colocarse provisionalmente en el 15to sitio de la clasificación, mientras el equipo dirigido por el mexicano Javier Aguirre, que también cayó el sábado ante el Levante, marcha octavo con 15 unidades.

El colombiano Jhon Córdoba debutó de titular en el Espanyol, y el delantero casi se estrenó con gol en la primera mitad, pero las mejores ocasiones fueron para el Málaga con un disparo del paraguayo Roque Santa Cruz al travesaño y varios intentos frustrados por el arquero Kiko Casilla.

El Espanyol rozó la victoria en un tardío cruce del mexicano Héctor Moreno para Sergio García, pero este tampoco pudo batir al argentino Wilfredo Caballero y Aguirre acabó dando por bueno el empate.

"Quieres ganar, pero el Málaga hizo un buen encuentro. La clasificación no les hace justicia porque tienen mucha calidad", opinó el técnico mexicano, que cuenta con numerosas bajas de cara al clásico ciudadano con el Barsa, del próximo viernes.