'The Canterbury Tales' a préstamo en Yale

La Universidad de Yale ha recibido lo que califica como la mayor y más vasta colección privada de textos ingleses medievales, que incluye los últimos tres ejemplares de "The Canterbury Tales" de Chaucer en manos privadas.

El profesor Toshiyuki Takamiya cedió en préstamo su colección de manuscritos a la Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros a largo plazo, para permitir que sean estudiados por investigadores y estudiantes.

Recolectada a lo largo de 40 años, la colección incluye 51 textos medievales vernáculos de significación literaria, histórica, científica y cultural, dijeron funcionarios de la universidad.

"Su decisión de prestar estos manuscritos da un enorme impulso a los estudios medievales en Yale y en todo el mundo", se entusiasmó Ray Clemens, curador de libros antiguos y manuscritos en Beinecke.

"The Canterbury Tales" ("Los cuentos de Canterbury") es una colección de relatos escritos por Geoffrey Chaucer a fines del siglo XIV sobre peregrinos que cuentan historias durante un viaje a la catedral de Canterbury. Fueron escritos antes de la invención de la imprenta y los primeros ejemplares son manuscritos.

Los tres ejemplares del siglo XV no han sido estudiados in extenso y además de brindar a los eruditos un panorama completo sobre la obra maestra de Chaucer arrojan luz sobre el período y las diferentes clases sociales que valoraban la literatura, dijo Clemens.

Uno de los manuscritos incluye una imagen ricamente ilustrada de Chaucer en un libro de gran formato con pergaminos costosos, lo que refleja que perteneció a un propietario de clase alta, mientras que otro más pequeño es conocido como "ejemplar de caballero" porque contiene cuentos obscenos, precisó Clemens.

"Nos brinda una vista muy diferente de Chaucer y su obra", afirmó el curador. "Cada uno de ellos es testigo de lo que Chaucer puede haber querido o no que fuera 'The Canterbury Tales'."

Los 83 manuscritos conocidos de esa obra están ordenados en 27 secuencias diferentes, indicó Ardis Butterfield, profesora de inglés en Yale.

"Creo que nos da un panorama más completo sobre el modo en que la obra de Chaucer era leída por sus primeros lectores", dijo Butterfield sobre la colección de Yale. "Hay muchas incógnitas que necesitan resolverse" sobre los relatos.

La colección en préstamo también permite a los investigadores acercarse al orden en el que Chaucer escribió las historias, las decisiones que tomó al unirlas y cuestiones sobre la métrica que uso al escribirlas.

La colección incluye un ejemplar del Astrolabio de Chaucer, un tratado sobre una herramienta de navegación, un ejemplar de "The Travels of Sir John Mandeville", y varias biblias de Wycliffe que estuvieron entre las primeras traducciones de la Biblia al inglés.

Takamiya, profesor emérito en la Universidad Keio de Japón, se manifestó impresionado por el programa de investigación de la Biblioteca de Beinecke y consideró que era el lugar adecuado para estudiar la colección.

"Ya que he tenido la satisfacción de coleccionar y estudiar esos manuscritos por tanto tiempo es un momento importante para pensar sobre su futuro en un lugar seguro, donde serán fácilmente accesibles para académicos internacionales y estudiantes", dijo Tamamiya.

Las obras están a la vista del público y pueden hallarse en el catálogo electrónico de la biblioteca en orbis.library.yale.edu.