Cae confianza de los consumidores en EEUU

La confianza de los estadounidenses en la economía cayó este mes a su nivel más bajo desde abril debido a que están preocupados por el impacto que tuvo el cierre parcial del gobierno, una actitud que pudiera pesar en el gasto y el crecimiento.

The Conference Board, un grupo de investigación privado sin fines de lucro, informó el martes que su índice de confianza del consumidor cayó a 71,2 en octubre, comparado con 80,2 el mes previo. La cifra de septiembre fue revisada y se elevó ligeramente.

Los consumidores se tornaron especialmente pesimistas en sus perspectivas sobre la situación de la economía dentro de seis meses, aunque su evaluación de las condiciones actuales declinó mucho menos. También esperan menos contrataciones en los meses que se avecinan.

Al índice de confianza de los consumidores se le da un seguimiento muy cuidadoso porque los gastos de éstos representan el 70% de la actividad económica.

La confianza de los estadounidenses en la economía aumentó en los primeros meses del año, cuando las contrataciones eran sólidas y el crecimiento mejoraba. El índice de The Conference Board llegó a 82,1 en junio, su nivel más alto en cinco años y medio, aunque aún era menor que el nivel de 90, en el que se considera que la economía está saludable.

La confianza ha bajado en tres de los cuatro meses desde junio. El cierre gubernamental de 16 días ya había causado una caída este mes en el índice de la Universidad de Michigan sobre el sentimiento del consumidor. Los estadounidenses hicieron más referencias negativas al impacto del gobierno federal en la economía en octubre que en ninguna otra ocasión en los 50 años de historia del sondeo, informó la universidad.

La declinación en la confianza puede hacer que los estadounidenses gasten menos, lo que desaceleraría el crecimiento económico. Pero a veces gastan más, incluso cuando dicen tener menos confianza.

El débil crecimiento de los empleos está pesando también en el sentir de los consumidores. Las empresas añadieron apenas 143.000 puestos de trabajo por mes en el período julio-septiembre. Eso es menos que los 182.000 mensuales desde abril hasta junio y los 207.000 mensuales en los tres primeros meses del año.

La mayoría de los economistas pronostican que el crecimiento económico se desaceleró en el trimestre julio-septiembre a una tasa anual de entre 1,5% y 2%, comparado con 2,5% en el trimestre previo.