Sudáfrica: Racistas sentenciados a prisión

Un tribunal de Sudáfrica sentenció el martes a miembros de un grupo racista blanco a penas de entre cinco y 35 años de prisión por alta traición, planear el asesinato de Nelson Mandela y otros delitos, en uno de los mayores juicios por traición en la era postapartheid.

Veinte miembros del grupo extremista Boeremag --fuerza campesina blanca-- fueron declarados culpables el año pasado de traición por un complot, a finales de los noventa e inicios de la década del 2000, para derrocar violentamente el gobierno. El Congreso Nacional Africano formó gobierno cuando Mandela fue elegido presidente en 1994 para poner fin al dominio de la minoría blanca.

Algunos miembros de Boeremag fueron condenados por homicidio voluntario y conspirar para asesinar a Mandela. El grupo además se atribuyó responsabilidad por una serie de ataques con bombas que mataron a una mujer y causaron daños en el distrito de Soweto, en Johanesburgo, en 2002.

El juez Eben Jordaan pronunció las sentencias en Pretoria al final de un juicio que duró una década. Algunas sentencias fueron suspendidas debido a tiempo ya cumplido, de acuerdo con reportes del canal televisivo sudafricano EnCA.

El líder del grupo y cuatro miembros de su escuadra de explosivos recibieron las sentencias más largas. Ellos colocaron una bomba en un camino que Mandela iba a tomar para visitar una escuela en la provincia de Limpopo, pero el plan fracasó cuando Mandela decidió tomar un helicóptero hacia la escuela. Habiendo cumplido ya 10 años, aquellos con la sentencia más larga tendrán que cumplir aún 25 años, de acuerdo con la South Africa Press Association. Otro miembro de la escuadra de explosivos recibió 10 años de prisión, con 10 en suspenso, dijo SAPA.

Dos de los acusados murieron durante el juicio y otro fue sentenciado a 12 años de prisión luego de un acuerdo con la fiscalía, dijeron medios locales.

Fue uno de los juicios más largos en Sudáfrica y uno de los más caros, costándole al país unos 36 millones de rands (3,6 millones de dólares), de acuerdo con el grupo no gubernamental Legal Aid.

Boeremag es un grupo extremista racista de afrikaners, los blancos sudafricanos de origen holandés, alemán y francés que gobernaron el país bajo el régimen del apartheid. Entre los culpables hay ingenieros, médicos y antiguos militares.