EEUU: Aumentan gastos del consumidor

Una abrupta caída en las ventas de autos causada mayormente por un capricho del calendario redujo los gastos del consumidor en Estados Unidos en septiembre. Pero los estadounidenses aumentaron sus gastos en casi todos los demás productos, mostrando confianza en la economía antes del cierre parcial del gobierno.

Las ventas minoristas bajaron 0,1%, dijo el Departamento del Trabajo el martes. Es el resultado más pobre desde marzo.

Las ventas de automóviles bajaron 2,2%, la mayor declinación desde octubre del 2012. Pero la causa fundamental de la caída fue que el calendario de ventas puso en agosto la actividad de venta del fin de semana del Día del Trabajo, dijeron productores. Eso significa que la baja es temporal.

Excluyendo los autos, la gasolina y los suministros de construcción, las ventas subieron 0,55 en septiembre, comparado con 0,2% en agosto y la misma cifra en julio. Los economistas excluyen esas categorías porque tienen a ser volátiles.

Aparte de autos, casi todos los comercios minoristas reportaron mayores ventas, incluyendo tiendas de muebles, productos electrodomésticos y tiendes de abastecimientos. Las ventas en las tiendas de ropas fueron las únicas, además de autos, en bajar.

Las ventas minoristas son seguidas muy de cerca porque son el primer reporte del gobierno cada mes sobre gastos del consumidor, que representan 70% de la actividad económica estadounidense.

Los estadounidenses han aumentado sus gastos ligeramente este año. Pero han visto también un crecimiento de empleos más lento y aumentos salariales minúsculos, lo que pudiera hacerles menos inclinados a gastar dinero.

La confianza del consumidor bajó en septiembre a su nivel más bajo en cuatro meses, de Acuerdo con la Conference Board.

Una gran declinación en los costos de los alimentos ayudó a controlar los precios mayoristas en septiembre, contribuyendo a una declinación de 0,1, la primera baja desde abril.

La reducción sigue un aumento de precios de 0,35 en agosto, dijo el Departamento del Trabajo. Los precios mayoristas de los alimentos cayeron 1%, encabezados por una baja en los costos de las verduras.

Eso ayudó a contrarrestar un aumento de 0.5% en los precios de los combustibles. Ese aumento reflejó un alza en el aceite de calefacción, el gas natural y el diesel. Los precios de la gasolina, que habían subido 2,6% en agosto, bajaron 0,1% en septiembre.

Excluyendo alimentos y energía, los precios subieron apenas 0,1% en septiembre y han aumentado solamente 1,2% en los últimos 12 meses.