Bailarín del Bolshoi se declara inocente de ataque

Un bailarín del ballet Bolshoi acusado de ordenar un ataque con ácido al director artístico de la compañía se declaró inocente el martes al comenzar su juicio en Moscú.

El bailarín Pavel Dmitrichenko está acusado de ordenar el ataque del 17 de enero al director artístico Serguei Filin, quien sufrió graves quemaduras en la cara y los ojos y quedó con la vista reducida.

El ataque dejó al descubierto una feroz pelea por el poder en el célebre teatro ruso de ópera y ballet.

Junto con el bailarín están siendo enjuiciados el presunto atacante, Yuri Zarutsky, y el chofer que presuntamente lo llevó a la escena del crimen, Andrei Lipatov.

En su declaración el martes, Dmitrichenko rechazó la afirmación de la fiscalía de que se asoció con el ex preso Zarutsky para atacar al director artístico.

Zarutsky quería inscribir a su hijja en la escuela de ballet y se reunió con él para pedirle consejo, dijo el bailarín. Fue así como Zarutsky se enteró de quién era Filin, añadió.

"Yo no sentía rencor hacia Filin", dijo Dmitrichenko. "Zarutsky cometió el crimen por su cuenta".

Dmitrichenko reconoció ante la corte que le dijo a Zarutsky que no le gustaba cómo Filin dirigía a la compañía. Pero insistió en que siempre consideró a Filin, ex estrella del ballet, un excelente bailarín.