Egipto: Renuncian jueces en proceso a la Hermandad

Los jueces que presiden el juicio a los líderes de la Hermandad Musulmana en Egipto renunciaron el martes aduciendo "intranquilidad" por el proceso, mientras los abogados de la defensa dijeron que el panel cedió a presiones al permitir que el juicio se lleve a cabo dentro de una prisión.

La medida obliga a reanudar el juicio a 35 acusados de la Hermandad, incluso su líder Mohamed Badie, aunque el martes era apenas la segunda sesión. Es el primer caso en lo que probablemente será una serie de juicios a miembros de dicho grupo, entre ellos el derrocado presidente Mohamed Morsi, cuyo juicio, en que se le acusa de incitar a la muerte de manifestantes, comenzará el 4 de noviembre.

El juez Mohamed el-Qarmouti, del panel de tres magistrados en el Tribunal Penal de El Cairo, anunció la decisión antes de la segunda sesión, dijo un funcionario que habló con la condición de no ser identificado por no estar autorizado a hablar con la prensa.

No reveló su motivo, limitándose a decir que el tribunal se "sentía intranquilo".

Mustafa Attiya, abogado de Badie, dijo que los jueces fueron presionados por funcionarios de seguridad a ventilar el juicio dentro de la prisión de Tora, donde están los acusados.

"Los jueces se negaron, pero la presión continuó", afirmó. "Este no es un juicio sino una farsa".

El funcionario del tribunal no pudo ser contactado para preguntarle sobre la versión de Attiya.

Desde su comienzo en agosto, el juicio se ha efectuado en la cámara del tribunal penal. Pero Badie y los otros acusados no comparecieron, al parecer por motivos de seguridad, por temor a que su presencia provocara protestas de sus partidarios en las calles.

Entre los acusados hay seis jerarcas, incluso Badie y su lugarteniente Jairat el-Shater, poderoso financista del grupo, además de otros cuatro personajes de la Hermandad. Están acusados de incitación en los incidentes del 30 de junio que dejaron nueve muertos cuando miembros de la Hermandad dispararon contra manifestantes que irrumpieron en su sede central cairota.

Los otros 29 son miembros de menor jerarquía dentro del grupo.

El juicio es parte de una ofensiva contra la Hermandad de Morsi y sus partidarios desde que los militares desalojaron el 3 de julio al primer presidente egipcio libremente elegido.

Morsi será enjuiciado por incitación al asesinato y la violencia por la muerte de manifestantes frente al palacio presidencial en diciembre.