Hombre sale de prisión gracias a prueba de ADN

Un hombre de Nueva Jersey que estuvo preso por homicidio durante casi 20 años logró revertir su condena el lunes, con evidencia de ADN que demostraba que un mordisco en el cuerpo de la víctima era de otro individuo.

Gerard Richardson será puesto bajo libertad condicional en unos días tras pagar una fianza de 5.000 dólares. El hombre apeló su condena por el homicidio de Mónica Reyes, de 19 años, cuyo cadáver fue hallado en una zanja en Bernards Township, un pueblo del norte de Nueva Jersey en febrero de 1994.

La fiscalía del condado Somerset permitió la libertad de Richardson, pese a que aún no ha retirado los cargos en su contra.

Los abogados de Richardson dijeron que una prueba de ADN mostraba que la marca de un mordisco hallado en el cuerpo de Reyes era de otro hombre. La fiscalía señaló que la evidencia le llevó a tomar su decisión permitiendo que se revirtiera la sentencia.

La marca del mordisco fue la principal prueba física presentada en el juicio contra Richardson. Un experto de la fiscalía dio testimonio de que la marca era de Richardson, y el acusado también había amenazado a Reyes porque le debía 90 dólares de un negocio con drogas.

Después de años de apelaciones, una prueba genética ordenada por un tribunal a pedido de la organización Proyecto Inocencia reveló que la marca contenía el ADN de otro hombre que no ha sido identificado.

Los abogados han criticado el uso de marcas de mordiscos como evidencia por ser poco fiables y un ejemplo de "ciencia inservible". Un análisis del 2013 realizado por The Associated Press determinó que por lo menos dos decenas de hombres acusados de violación u homicidio en base a evidencia de marcas de mordiscos desde el año 2000 habían sido absueltos, inclusive aquéllos que habían pasado más de 10 años en la cárcel. Los defensores del método dicen que fue usado para condenar a criminales violentos como el asesino en serie Ted Bundy.

La abogada Vanessa Potkin, del Proyecto Inocencia, una organización sin fines de lucro que ha logrado revertir condenas en numerosos casos mediante pruebas de ADN, dijo que la falta de precisión en las comparaciones de marcas de mordiscos fue evidente en el juicio de Richardson, cuando los expertos de la fiscalía y de la defensa no lograron ponerse de acuerdo en si la marca de los dientes estaba hacia abajo o hacia arriba en la espalda de Reyes.

Richardson podía solicitar libertad condicional hasta mayo del 2025, de acuerdo con datos del Departamento de Correccionales.